Revista Mariela

Piel y cabello en esta temporada

El sol excesivo y el agua salada nos pueden pasar una factura muy alta si no nos protegemos. Te presentamos algunos tips para cuidarte antes, durante y después de ir a la playa.

Cabello

Antes

-No uses espuma, laca o gel porque el cabello se puede romper.

-Toma el sol con el cabello limpio.

-Utiliza un spray con protección solar.

Durante

– En esos momentos que sales del agua de la piscina o del mar, enjuaga tu pelo con agua limpia para quitarle el cloro y la sal, y péinalo con un cepillo de púas anchas para desenredarlo.

– Cubre el cabello con una gorra, sombrero u otro accesorio para protegerlo.

– No utilices binchas o diademas metálicas porque se oxidan.

Después

-Al salir del mar o la piscina, y luego de enjuagarlo, coloca una mascarilla para que vaya actuando hasta que llegues a casa.

-Lava tu cabello con un champú nutritivo y aplica una mascarilla al menos una vez por semana.

-Utiliza aceites y sérums para reparar las puntas antes de lavarte el pelo o desde la noche anterior.

-Evita el secador y la plancha.

Piel

Antes

-Depila tu cuerpo para que tu bronceado sea uniforme.

-Aliméntate con carotenos: zanahorias, cerezas, melocotones, cítricos y vegetales de hojas verdes.

-Exfolia la piel de la cara y el cuerpo para remover las células muertas.

-Hidrata para hacer frente a los efectos de la radiación.

-Aplícate protector solar por lo menos quince minutos antes de exponerte al sol.

Durante

-Bebe mucha agua.

-Cada dos horas, vuelve a colocar protector solar, en especial luego de salir del mar o la piscina.

-Utiliza ropa ligera y fresca que cubra la mayor parte del cuerpo.

-Refresca con agua termal de tu marca de confianza (úsala también luego de cada ducha).

Después

-Aplícate leche entera fresca, té frío de manzanilla o vinagre blanco. Puedes agregar estos ingredientes al agua de tu tina.

-Date un baño de yougrt casero u orgánico. Te dejará la piel muy suave.

-Úntate el gel de aloe vera o sábila directamente de la planta o utiliza alguna crema que contenga una alta concentración de esta sustancia.

-Al agua de tu tina, súmale una taza de avena, y al salir seca al ambiente.

-Colócate una mascarilla de papas, zanahorias o melones. Corta en trozos y licúa; añade un poquito de agua si es necesario.

Fuente: RevistaMariela

Comentarios