Entretenimiento

9 actores casi mueren aplicando extremos métodos

Hillary Swank en Million Dollar Baby (2004): Esta bien, Hillary Swank ganó un Oscar como Maggie Fitzgerald, pero casi pierde la vida.

Y es que para un papel tan exigente como el de una boxeadora, no queda de otra que meterse en la piel de una, por eso, la actriz recurrió al método y practicó el deporte durante varios meses. En ese tiempo adquirió una una infección estafilocócica.

Metodo actoral

“Tuve una ampolla, del tamaño de mi palma en mi pie derecho, y estaba muy hinchada, no podía entrenar y caminar sobre ella”, dijo en una entrevista “Así que yo mismo lo saqué y se infectó”. Ella mantuvo oculto esto ante la producción.

Metodo actoral

Tumblr/Youtube

Tom Hanks en El Naufrago (2000): Para interpretar a Chuck Noland, el hombre que termina en una isla desierta, Tom Hanks recurrió al conocido método, dejando crecer una larga barba aumentando primero varios kilos para verse de mayor edad y luego rebajando drásticamente. Pero el momento más delicado sucedió cuando, empeñado en vivir como un verdadero naufrago, se negaba a tratarse una herida en su pierna durante su estancia en Fiji.

Cuando terminaron la filmación y finalmente fue tratado, los médicos le informaron que estuvo a un paso de ser infectado con la bacteria staphylococcus aureus, que entre otras cosas es resistente a la penicilina y antibióticos.

Metodo actoral

Tumblr/Youtube

Robert de Niro en Toro Salvaje (1980): La aclamada cinta de los 80s a menudo es catalogada como la mejor de todos los tiempos. En ella se muestra un total realismo, pero que casi se cuesta la vida Robert de Niro en el papel de Jake LaMotta.

Su director, Martin Scorsese, mostró gran preocupación cuando el actor empezó a mostrar dificultades para respirar y de postura producto de el peso que aumentó.

Metodo actoral

Tumblr/Youtube

Gerard Butler en Persiguiendo Mavericks (2012): Desafiar olas siempre tiene su riesgo, aún si eres una estrella de Hollywood.

Gerard Butler lo supo cuando asumió el rol de Grant Washburn en la película de 2012 y casi muere ahogado en una práctica de surf. Y es que el actor se empeñó en recibir clases en California para conocer bien esta disciplina. Por suerte, los rescatistas pudieron socorrerlo, pero testigos afirman que fue un momento tenso en el que pensaron que moriría.

Metodo actoral

Tumblr/Youtube

Joseph Gordon-Levitt en La Entrega Inmediata (2012): Como pasa casi a diario en la vida real, Joseph Gordon-Levitt tuvo un accidente interpretando a un mensajero en bicicleta cuando se estrelló contra un taxi en la ciudad de Nueva York durante la filmación de una escena.

El actor se negó a recurrir a un doble de acción, por lo que el suceso en el que rompió el vidrio trasero del vehículo, le dejó 31 puntos en uno de sus brazos.

Metodo actoral

Tumblr/Youtube

Sylvester Stallone  en Rocky IV (1985): En este caso, el realismo de Sylvester Stallone en la película no puso en riesgo su propia vida sino la de su co-estrella, Dolph Lundgren. El rubio lanzó un gancho a Rocky que logró alcanzarlo y el golpe (comparado con el impacto contra un auto) produjo que su saco pericárdico se hinchara y comenzara a empujar contra su corazón.

Stallone fue llevado al hospital y estuvo en cuidados intensivos durante 9 días.

Metodo actoral

Tumblr/Youtube

Buddy Ebsen en El Mago de Oz (1939): Por cosas del destino Buddy inicialmente interpretaría al espantapájaro, pero terminó siendo el hombre de hojalata. Para ese rol, el actor tenía que cubrirse de una pintura especial, todo iba bien hasta que a las dos semanas de rodaje empezó a notar calambres y disnea por lo que fue llevado al hospital y permaneció ahí por poco más de 15 días al ser diagnosticado con una reacción alérgica al polvo de aluminio.

Cuando se recuperó había sido reemplazado por Jack Haley, quedando se esa manera fuera de uno de los clásicos más importantes del séptimo arte.

Metodo actoral

Tumblr/Youtube

Antonia Campbell-Hughes en 3096 (2013): En la historia de la vida real, Natascha Kampusch pasó ocho años en cautiverio, a merced del demente Wolfgang Piklopil. Ante la aterradora historia, Antonia decidió sufrir tanto como fuera posible para transmitir el dolor el pantalla. Eso incluyó una sorprendente pérdida de peso, rapar su cabeza, cortes, magulladuras, romperse el tendón de Aquiles, romperse un dedo y fracturarse una costilla.

Metodo actoral

Tumblr/Youtube

Vincent D’Onofrio en Nacido para Matar (1987): Para la cinta de Stanley Kubrick, Vincent aumentó 30 kilos de manera poco saludable para interpretar a Gomer Pyle y así verse “grande y torpe”. Por la inexperiencia de manejar su nuevo peso, se lesionó una rodilla y tuvo que someterse a una cirugía reconstructiva excesiva.

Los médicos indicaron que si no se hubiera actuado a tiempo, la lesión podría haber terminado por matarlo.

 

Fuente:

Comentarios