Salud & Belleza

Aclara las manchas de tu rostro

Avena y limón los únicos ingredientes.

Aunque el limón es muy efectivo para reducir las manchas, su efecto puede ser el contrario si se expone al sol, por lo que deberemos combinar su uso con protector solar.

La continua exposición al sol, los cambios hormonales y las toxinas del ambiente pueden afectar la calidad de la piel, y terminar por provocarle manchas y otras imperfecciones.

A pesar de que muchas mujeres centran sus esfuerzos en mantener un cutis saludable y joven, existen algunos factores que aceleran su proceso de envejecimiento.

Si bien los hábitos saludables contribuyen a minimizarlo, casi siempre se requieren algunos productos especiales para prolongar su juventud y belleza.

El problema es que la mayoría son demasiado costosos y no siempre están al alcance de todas las que desean utilizarlos.

Por fortuna, existen alternativas 100% naturales que, a base de ingredientes naturales, revitalizan la piel y previenen los signos prematuros de la edad.

En esta oportunidad queremos compartir una mascarilla facial de avena y limón, idónea para exfoliar y disminuir la presencia de las manchas.

¡No dejes de probarla!

Mascarilla de avena y limón para aclarar las manchas del rostro

 

Tanto la avena como el jugo de limón han sido utilizados desde hace muchos años como productos naturales para promover la belleza de la piel.

Su combinación de propiedades facilita la limpieza de los poros, la eliminación de células muertas y la reducción de pequeñas imperfecciones.

A diferencia de algunos cosméticos y cremas comerciales, no contienen químicos agresivos y su uso regular no suele provocar reacciones secundarias indeseadas.

 

La avena es uno de los ingredientes naturales que más beneficios le aporta a la piel. Su alto contenido de compuestos activos nutre en profundidad el rostro, y mejora su actividad celular.

Tiene propiedades antiinflamatorias y calmantes que facilitan el tratamiento de trastornos cutáneos como la psoriasis, la urticaria y la dermatitis.

También es un buen remedio contra las quemaduras superficiales, dado que acelera el proceso de recuperación de las áreas afectadas.

Desde la antigüedad ha sido básica en la preparación de mascarillas faciales, ya que sus compuestos ayudan a blanquear, exfoliar y rejuvenecer.

Su aplicación regular disminuye las manchas de la edad, la acumulación de células muertas y el exceso de producción de grasa.

 

Beneficios del limón para el rostro

 

El zumo de limón fresco ha sido uno de los mejores aliados para mejorar el aspecto de la piel manchada y con tendencia grasosa.

Sus compuestos activos, que incluyen poderosos antioxidantes, minimizan el impacto negativo de los radicales libres y promueven la producción de colágeno.

Su alta concentración de ácido cítrico actúa como un exfoliante suave, ideal para eliminar la piel muerta y otras sustancias que aceleran la aparición de las arrugas.

Sus aportes de vitamina C favorecen la cicatrización de los tejidos lesionados y, por si fuera poco, equilibran la producción de melanina para reducir el riesgo de manchas.

Tiene propiedades astringentes y antiinflamatorias que mejoran el aspecto de la piel con acné, ya que limpia en profundidad los poros y regula la actividad de las glándulas sebáceas.

No obstante, a pesar de ser tan prodigioso en el cuidado cutáneo, es primordial aclarar que su uso debe ser moderado y exclusivamente nocturno, ya que puede provocar reacciones indeseadas en el rostro cuando se expone al sol tras ser utilizado.

¿Cómo preparar esta mascarilla de avena y limón para el rostro?

 

La mascarilla casera de avena y limón es una alternativa económica para consentir y cuidar la piel sin causarle agresiones o reacciones secundarias.

Lo ideal es aplicarla dos o tres veces por semana para conseguir buenos resultados en la reducción de las manchas.

Ingredientes

 

  1. 3 cucharadas de harina de avena (30 g)
  2. El jugo de ½ limón
  3. 1 cucharadita de aceite de oliva (5 g) (opcional)

 

Instrucciones

 

  1. Exprime el jugo de medio limón y mézclalo con la harina de avena hasta conseguir una pasta espesa.
  2. Si tu piel tiende a ser seca, puedes agregarle una cucharadita de aceite de oliva para potenciar sus efectos hidratantes.

 

Modo de aplicación

 

  1. Retira todo rastro de maquillaje de tu cutis y aplícate la mascarilla con suaves movimientos circulares.
  2. Extiéndela hasta el cuello y el escote para conseguir más beneficios.
  3. Deja que el producto actúe 20 o 30 minutos y enjuaga.

 

¿Estás lista para incluirla en tu rutina de belleza regular? Anímate a prepararla en casa y comprueba por ti misma todos los beneficios que le aporta a tu rostro.

Procura complementar su aplicación con el uso diario de protector solar, ya que es el único producto que puede reducir al máximo los efectos negativos de los rayos del sol.

 

FUENTE: MEJORCONSALUD.COM

 

Comentarios