Entretenimiento

Taylor Swift habla sobre su juicioso por acoso sexual

Taylor Swift contó todo sobre el juicio contra el DJ que la tocó indebidamente.

Los fanáticos recordarán que Swift acusó a David Mueller de tocarle el trasero por debajo de su falda mientras posaba para fotos en un encuentro con los fans en 2013.

“Imaginé que si fue lo suficientemente descarado como para tocarme en una circunstancia tan riesgosa, imagina lo que le haría a una artista joven y vulnerable si tuviera la oportunidad”, le dijo Swift a TIME. “Era importante reportarle el incidente a la estación de radio, sentí que debían saberlo”.

Después de una investigación, la estación de radio despidió a Mueller. Dos años después, el DJ demandó a Swift. La cantante respondió con una contrademanda por el monto simbólico de 1 dólar, cuyo equipo legal pensó “será un ejemplo para otras mujeres que podrían resistirse a revivir públicamente escandalosos y humillantes actos similares”.

Swift no se quedó con nada por dentro cuando tomó el estrado. Le contó al jurado que Mueller “tocó mi nalga desnuda” y describió el acto como “desviado y sigiloso”. De hecho, le contó a TIME que escuchó que esa fue la vez que más “se ha dicho la palabra ‘trasero’ en la Corte Federal de Colorado”.

Cuando el abogado de Mueller le preguntó cómo se sintió al respecto de que despidieran al DJ, respondió, “No permitiré que tú ni tu cliente me hagan sentir que esto fue mi culpa, porque no lo fue. Me echan la culpa por eventos desafortunados de su vida que son producto de sus decisiones, no de las mías”.

La madre de Swift, Andrea Swift, también dio su testimonio el día después que su hija y rompió en llanto. Cuando le tocó su turno a Swift, la cantante confesó sentirse “enojada”.

“Cuando testifiqué ya tenía en la corte toda la semana y tuve que ver a los abogados de este hombre, acosar, hostigar y presionar a mi equipo, incluyendo a mi madre, por detalles tontos y precisiones ridículas, mientras los acusaban a ellos y a mí de mentir”, le dijo a la revista. “Mi madre estaba tan afectada después de su comparecencia que se sintió físicamente muy mal como para asistir a la corte el día que yo testifiqué. Yo estaba enojada. En ese momento, decidí dejar a un lado las formalidades de la corte y responder las preguntas de la manera en que habían ocurrido las cosas. Este hombre no consideró ningún protocolo a la hora de acosarme, y su abogado no tuvo piedad con mi madre, ¿por qué debía ser cortés?”.

Al final, Swift ganó el caso. Sin embargo, le dijo a TIME que no ha recibido el dólar que Mueller le debe.

 

 

 

Fuente: E!

Comentarios