Tendencias

Tendencias de la Semana de la Moda masculina en París

Estas son algunas de las tendencias para el próximo otoño-invierno presentadas por las firmas de moda en las pasarelas.

Las firmas de moda colocaron en las pasarelas de París a un hombre jovencísimo, cómodo con un estilo callejero que rechaza las convenciones.

Estas son algunas de las tendencias para el próximo otoño-invierno, que marcaron la Semana de la Moda masculina finalizada este domingo.

El adolescente desenfadado

El efecto acné en el primer desfile de la Semana, el de la marca japonesa Facetasm, sirvió de prolegómeno: en las pasarelas desfiló un hombre adolescente, que se enfunda en ropa holgada estilo callejero, privilegiando las sudaderas, las capuchas o el calzado deportivo.

Los atuendos le vienen grandes y sus manos se pierden en mangas demasiado largas, como en las colecciones de Etudes o de las firmas coreanas Wooyoungmi y Juun J.

Con la mirada puesta en la generación de los “milenials”, Dior transformó el traje tradicional con unos pantalones anchos, estilo “skater”, y no dudó en llamarlo “Hardior” (Dior duro).

Mixto, andrógino

La tendencia de los desfiles “co-ed”, es decir, mixtos, se asentó en París. Solo un puñado de marcas, como Dior, Hermès y Lanvin, mantuvieron los pases exclusivamente masculinos.

Hombres y mujeres compartieron estilo de la mano de la japonesa Sacai. Ellas adoptaron el estampado militar y ellos llevaron pieles. El hombre de la firma española Loewe se reafirmó en sus accesorios dorados y los bolsos de piel, entre los que destacó uno en forma de barra de pan.

El género pareció fundirse en los desfiles, con modelos masculinos con finas siluetas y rasgos angulosos. El individuo andrógino dominó en la colección de la firma belga Ann Demeulemeester o de Juun J.

Vuelven los logos

¿Vuelve el estilo bling bling? Dior, Loewe, Vuitton, Balenciaga o Andrea Crews imprimieron sus logos en sus atuendos, una tendencia rescatada de los años 1980.

La ropa también habla: el chino Sankuanz inscribió en sus prendas frases controvertidas como “Communism never happened” (El comunismo nunca sucedió) o “Natural Selection”. Otros optaron por eslóganes menos trascendentales como Etudes, “Never mind” (No se preocupe).

El tartán y el Príncipe de Gales

Los diseñadores miran al futuro, pero algunos clásicos nunca se pierden. Los trajes Príncipe de Gales o las camisas de tartán destacaron en las colecciones del diseñador francés de origen colombiano Haider Ackerman, de Loewe, de Kolor o de Wooyoungmi.

El cómo también cuenta

La camisa no se lleva completamente por dentro del pantalón, una de las dos partes del largo frontal sobresale, un detalle que destacó en la mayoría de pases, así como los pantalones descaradamente arremangados, vistos en la colección de Loewe o de Dries Van Noten.

Se estilan las cintas que cuelgan de la parte trasera del abrigo o sobresalen por debajo de este, como hizo Lanvin o el belga Glenn Martens de Y/Project.

 

Fuente: Caracoltv

Comentarios