Salud & Belleza

Usos alternativos del café

Su sabor y aroma están estrechamente relacionados a la sensación de placer y alerta que se experimenta tras consumirlo, sin embargo, el café puede tener otros usos alternativos que van más allá de ayudar a despertar todas las mañanas.

1. Disminuye la depresión.  Un estudio de la Harvard School of Public Health señala que el consumo de dos  a tres tazas al día puede reducir 15% el riesgo de sufrir trastornos como la depresión.

2. Esencial para estudiar. Tomar una taza mejora tu capacidad de procesar información, según demuestra un estudio realizado por Holly Taylor de la Universidad de Tufts en Estados Unidos.

3. Exfoliante. Las mismas propiedades que permiten al café reducir la celulitis lo convierten en ideal para alisar y estirar la piel. La textura del café molido aplicado con un suave masaje, retira las células muertas de la epidermis.

4. Mejora tu aliento. Científicos de la Universidad Tel Aviv  indican que el extracto de café puede inhibir el desarrollo de las bacterias de la boca que originan la halitosis.

5. Abono natural. Los desechos del café son un ingrediente ideal del compost casero. Su alto contenido en fósforo, potasio, magnesio y cobre, además de su capacidad para liberar nitrógeno en el suelo a medida que se degrada, los convierten en un abono excelente para plantas que requieran tierra ácida.

6. Cuida tu piel.  De acuerdo a un estudio Escuela de Salud Pública de Harvard, en Boston, las mujeres que toman más de tres tazas de café diariamente, tienen 21% menos de posibilidades de desarrollar  carcinoma de célula basal.

7. Tinte natural. Los pigmentos naturales que confieren su característico color a esta bebida permiten que pueda ser usada para teñir tela, papel e incluso el cabello.

8.  Cuida tu corazón. Las personas que beben dos tazas al día parecen tener 11% menos de riesgo de desarrollar insuficiencia cardiaca, de acuerdo con un estudio publicado en junio en la revista Circulation de la American Heart Association.

9. Elimina los malos olores del ambiente. Para librarse del olor con el que algunos productos de limpieza o alimentos como el ajo impregnan las manos no hay más que coger un puñado de café usado y frotarlo por toda la mano, antes de enjuagar con agua tibia.

Fuente: salud180.com

Comentarios