Mariela al Día

Murió Debbie Reynolds, la mamá de Carrie Fisher.

Un día después de la trágica muerte de la protagonista de Star Wars, Debbie Reynolds, murió su madre.

Debbie Reynolds falleció un día después que su hija

Debbie Reynolds, quien en las décadas de 1950 y 1960 brilló en películas como Cantando bajo la lluvia, falleció el miércoles, según informó la revista Variety, un día después de la muerte de su hija, la actriz Carrie Fisher.

Reynolds, una actriz y cantante de 84 años que fue nominada al Oscar, fue llevada al hospital Cedars-Sinai más temprano el miércoles. “Ella quería estar con Carrie”, dijo su hijo Todd Fisher a ese medio.

Representantes de Reynolds no estuvieron disponibles de inmediato para realizar comentarios.

https://youtu.be/Yu6–WBPBHo

El primer papel importante, y que la consagró, fue el que protagonizó en Cantando bajo la lluvia, junto al gran Gene Kelly (1952). Por esa época tenía 28 años y así lo recordaría más adelante en su autobiografía de 1988, Debbie: “‘Cantando bajo la lluvia’ y el parto fueron lo más duro que he hecho jamás”.

De esta manera su nombre comenzó a ser una firma en los musicales por lo que “The Unsinkable Molly Brown” (1964) y “Divorce American Style” (1967) fueron dos de los que le valieron nominaciones tanto a los Globos de Oro como a los Oscar. En 1957 protagonizó “Tammy”, el tema central de la película homónima de 1957, y Debbie ganó un disco de oro.

Reynolds fue parte de muchas películas, pero también de musicales de Broadway. En los 90 tuvo varios papeles de reparto, no obstante nunca dejó de estar activa en la industria.

En cuanto a su vida personal Reynolds tuvo dos hijos fruto de su matrimonio con el cantante Eddie Fisher: Carrie y Todd, quien es productor de cine. La noticia que sacudió su vida amorosa y resonó fuerte en los medios, fue cuando su marido la abandonó por su amiga Liz Taylor, con quien la actriz se reconciliaría más tarde.

 

Fuente: La Nacion.

Comentarios