Tips para el maquillaje de las más maduritas

l paso de los años deja huellas en la piel del rostro en forma de manchas, arrugas, más o menos profundas, falta de uniformidad en el tono, flacidez… Además, el pelo de las cejas y de las pestañas se debilita, y el contorno de los labios pierde definición.

Pero seguro que has visto cómo muchas famosas están estupendas pasados los 50 y los 60. Además de cuidarse con tratamientos específicos, tanto en casa como en centros de belleza, las celebrities se ponen en manos de los mejores maquilladores que consiguen sacar lo mejor de ellas.

Tú también puedes aprovechar el maquillaje para verte más favorecida. Pero claro no es lo mismo maquillar una piel de 30 que las pieles maduras. Con estos sencillos trucos conseguirás disimular imperfecciones propias de la edad.

Preparar la piel es necesario siempre y mucho más cuando se trata de pieles maduras. Para que el maquillaje quede bonito, hay que hidratar bien la piel. Y también es aconsejable utilizar un primer o prebase que ayudará a igualar el tono, rellenar los poros abiertos, y aumentar la luminosidad del rostro.
Elegir la base de maquillaje adecuada es una de las claves para acertar en el maquillaje para pieles maduras. Siempre deben ser de textura fluida y ligeras. Además, es importante dar con el tono de tu piel, ni más claro ni más oscuro, porque solo conseguirás parecer mayor.
Cuidado con los polvos para sellar el maquillaje porque podrían marcar más las arrugas. Solo necesitan un ligero toque.
Los correctores serán tus aliados para disimular imperfecciones como manchas, ojeras… Si tienes dudas sobre cómo usar el corrector y qué tono elegir, no te pierdas los trucos de la maquilladora Pilar Lucas.
Importante: maquillar las cejas. Con la edad el vello pierde espesor y unas cejas tupidas pero naturales te pueden ayudar a parecer más joven. Así que no te olvides de delinearlas y rellenar las calvitas, eligiendo un tono similar al del color de tu vello.
Y también perfilar los labios. Los labios van perdiendo definición y para que tu pintalabios quede mejor, tienes que perfilar primero con un tono similar o con un nude y rellenar después con el color que te apetezca. Lo mejor es elegir colores claros.
Si quieres maquillar los ojos, apuesta por colores claros y utiliza prebase de sombras para evitar que se cuarteen a lo largo de las horas. Los eyeliners cuanto más finos y difuminados, mejor para conseguir el acabado más natural posible. Y no te olvides de la máscara para abrir la mirada, solo en las pestañas superiores.
Termina con un toque de colorete e iluminador. Realza tus pómulos con un poco de colorete en tonos rosados o naranjas y también un poco de iluminador en la zona alta de las mejillas.

Leer más
Página 1 de 212