Mariela al Día

El método “Columbo” para detectar mentiras

Peter Falk interpretó al detective Columbo en la serie del mismo nombre y logró traspasar la pantalla chica. Lo curioso es que el método favorito del personaje pasó a formar parte de la realidad y ahora se lo considera como el sistema más efectivo para descubrir mentirosos.

Según un informe de la Escuela de Medicina de Harvard, el método Columbo es un modo a seguir a la hora de detectar mentiras de sus pacientes. El doctor Scott Beach dijo que los pacientes mienten sobre cuánto alcohol beben o cuánto ejercitan, están los que ocultan el dolor o enfermedad mental y están también quienes los exageran.

“Para los pacientes que se sospecha que están exagerando los síntomas, el método Columbo, llamado así por el detective de televisión, puede ser una estrategia particularmente útil”, señaló Beach.

¿En qué consiste?

Se repiten preguntas, en apariencia triviales, en medio de intervalos de tiempo mientras se finge confusión y olvido. Con el fin de atraer al mentiroso a que revele o pase por alto un detalle antes mencionado. “Es un esfuerzo por detectar inconsistencias en la historia, así como una confrontación suave facilitada por el papel de entrevistador ingenuo”, explicó el especialista.

El doctor Beach, en su escrito, lo ejemplifica con el caso de un paciente que asocia su depresión a la muerte de su hermano. “Uno podría preguntar de una manera curiosa -dice-. Sólo quiero asegurarme de que estoy entendiendo correctamente. Parece que estás tremendamente triste por la reciente muerte de tu hermano, pero noto en los archivos que tu hermano también murió en 2006, 2008, 2011 y el año pasado. ¿Eran hermanos diferentes?”. Al presentarla como una pregunta gentil, alineado al paciente, dispuesto ayudarlo, se puede reconocer el estrés ante la consulta y hacerlo caer.

¿Cómo usar el método Columbo?

  • Realiza preguntas casuales para que la otra persona hable abiertamente.
  • Ser confuso cuando uno habla, lo que sugerirá incompetencia.
  • Se amable
  • Utilizar la charla sin sentido para distraer a la persona que está hablando y llevarlo a una falsa sensación de seguridad.
  • Cuando se logre el punto suficiente de relajación, repetir una pregunta para encontrar el engaño

Fuente: MetroEcuador