fbpx

Revista Mariela

Celebraciones famosas

Tanto en América, Asia o Europa se realizan impresionantes fiestas, que convocan a cientos de visitantes ávidos de cultura y diversión.

 

Oktoberfest

Munich (Alemania) es la sede del festival de cerveza más importante del mundo. Se lleva a cabo del 18 de septiembre al 3 de octubre, tiempo en el que alrededor de siete millones de turistas de distintas partes del mundo degustan esta popular y tradicional bebida.

 

Full Moon Party

En la isla de Koh Pha Ngan (Tailandia), se celebra cada mes de luna llena esta increíble fiesta playera, una de las más conocidas del mundo, que llega a reunir entre diez mil y treinta mil personas mensualmente.

 

Burning Man

Una figura humana de madera, de varios metros de altura, es envuelta por las llamas como cierre de este festival, que se celebra del 29 de agosto al 5 de septiembre de cada año en medio del desierto de Nevada (Estados Unidos), donde los asistentes (más de treinta mil) conviven en medio de carpas y de arte.

 

Queen’s Day

El 30 de abril, en Amsterdam, habitantes y turistas salen a las calles y navegan en botes por el río Amstel vestidos de color naranja, en alusión a la dinastía Orange, apellido que forjó la monarquía holandesa. Lo hacen para festejar el cumpleaños de la reina Beatriz, quien en realidad nació en enero, pero quiso que la celebración continúe siendo en la fecha del nacimiento de su madre, para honrarla.

 

Glastonbury Musical Festival

Tiene lugar en Inglaterra y es reconocido mundialmente por la gran cantidad de bandas contemporáneas que se presentan en vivo, además de interpretaciones de danza, comedia y teatro. El primer Glastonbury se realizó en 1970, bajo la influencia hippie. Actualmente, más de ciento cincuenta mil personas vibran en esta megafiesta que dura tres días.

 

Winter Light Festival

En Kuwana, Japón, se encienden más de siete millones de luces LED’s para celebrar el invierno. Durante el día se cargan utilizando placas solares y en la noche proporcionan a la estancia del jardín botánico de Nabana No Satuna una inmensa decoración de colores sorprendentes.

 

 

Fuente: Revista Mariela