Antes del partido entre Rusia y Arabia Saudita, hubo una ceremonia de apertura (Reuters)
Antes del partido entre Rusia y Arabia Saudita, hubo una ceremonia de apertura (Reuters)

El Mundial de Rusia 2018 ya está en marcha. El puntapié inicial deportivo lo dieron Rusia y Arabia Saudita, en un partido correspondiente al Grupo A, pero antes hubo una gran fiesta de inauguración con mucho color y música para dar apertura al torneo más prestigioso a nivel naciones, ese que todos los fanáticos esperan durante cuatro años.

 

La soprano Aida Garifullina en la ceremonia inaugural de Rusia 2018 (AP Photo/Victor Caivano)

La soprano Aida Garifullina en la ceremonia inaugural de Rusia 2018 (AP Photo/Victor Caivano)

“Deseo éxitos a todos los equipos y emociones inolvidables a los aficionados”, proclamó el presidente ruso, Vladimir Putin, antes del inicio del partido. Pero antes hubo festejos y un despliegue escenográfico muy interesante.

La primera aparición rutilante en el césped del Estadio Olímpico Luzhniki fue la del portero español Iker Casillas, quien presentó la Copa del Mundo en compañía de la modelo rusa Natalia Vodiánova. Ambos ingresaron con un cofre y el guardameta que fue campeón con España en Sudáfrica 2010 fue el encargado de mostrar el trofeo ante las gradas.

 

Iker Casillas fue el encargado de presentar el trofeo junto con la modelo Natalia Vodiánova (AP)

Iker Casillas fue el encargado de presentar el trofeo junto con la modelo Natalia Vodiánova (AP)

Luego, los jugadores de Rusia y Arabia Saudita salieron al terreno de juego para hacer los movimientos de calentamiento previos a la competencia. La expectativa empezó a crecer entre los aficionados y las tribunas empezaron a colmarse.

Una vez que los protagonistas liberaron el terreno, el campo de juego se transformó en una escenario gigantesco y la fiesta comenzó. Apareció el ex futbolista brasileño Ronaldo junto con el cantante Robbie Williams, quien inició su actuación con la canción “Let Me entertain You”.

 

Robbie Williams y Aida Garifullina fueron los encargados de musicalizar la ceremonia (Reuters)

Robbie Williams y Aida Garifullina fueron los encargados de musicalizar la ceremonia (Reuters)

Luego apareció Aida Garifullina -que a los 31 años ha conquistado la Ópera de Viena-, y el Estadio Olímpico Luzhniki ya vibraba al ritmo de “Feel” y la alegría creció cuando ambos cantaron “Angel”. Las banderas de las 32 selecciones participantes comenzaron a desfilar mientras ambos artista entonaban sus melodías. La coreografía y la alegría del público generaron una atmósfera impresionante.

En medio de los bailes se hizo presente la embajadora del Mundial, la bella Victoria Lopireva, quien fue la encargada de llevar al centro del campo el esférico oficial Adidas Telstar 18.

 

Zabivaka, la mascota del Mundial, con el balón oficial de la Copa del Mundo (Reuters/ Maxim Shemetov)

Zabivaka, la mascota del Mundial, con el balón oficial de la Copa del Mundo (Reuters/ Maxim Shemetov)

El punto más álgido se vivió cuando comenzó a sonar “Rock DJ”, ese famoso sencillo del cantante británico que causó sensación en el año 2000. Luego hizo un polémico gesto obsceno a cámara y así se cerró un breve pero simpático acto inicial que decretó el comienzo del certamen.

El brasileño Ronaldo, campeón Mundial 2002, acompañó en el simbólico saque inicial a la mascota del torneo, Zabivaka, y a un niño ruso que despertó la primera gran ovación de la jornada.

 

Robbie Williams y la soprano Aida Garifullina (Reuters)

Robbie Williams y la soprano Aida Garifullina (Reuters)

La producción del espectáculo estuvo a cargo del canal de televisión ruso Channel One y, una vez más, fue dirigido por Felix Mikhailov, la mente creativa que ha formado parte de las principales ceremonias celebradas durante todo el trayecto de la Copa Mundial de la FIFA 2018; desde el sorteo preliminar en 2015 hasta el acto de clausura previo a la final del 15 de julio.

El lado político de la ceremonia

 

El príncipe de Arabia Saudita Mohammed bin Salman, el presidente de la FIFA Gianni Infantino y el presidente ruso Vladimir Putin en el estadio Luzhniki de Moscú(Alexei Druzhinin, Sputnik, Kremlin Pool Photo via AP)

El príncipe de Arabia Saudita Mohammed bin Salman, el presidente de la FIFA Gianni Infantino y el presidente ruso Vladimir Putin en el estadio Luzhniki de Moscú(Alexei Druzhinin, Sputnik, Kremlin Pool Photo via AP)

Vladimir Putin raramente ha pisado un estadio desde que llegó al poder hace 18 años. Pero no podía faltar en la ceremonia en la que estuvieron los mandatarios de Bolivia, Paraguay y Panamá -que debuta en el Mundial-, entre otros. Además estuvieron los dirigentes de países aliados del Kremlin y el príncipe saudita Mohammed Bin Salman, quien estrechó la mano con Putin cuando Gazinskiy marcó el primer gol.

Fuente: Infobae