fbpx
Cargando
.

Lee la revista aquí

Revista Mariela News 142

Ver todas las revistas

Beyoncé vuelve a los escenarios en Dubái cobrando 22 millones de euros

Hacía cinco años que Beyoncé no se subía a las tablas para dar un concierto: el último espectáculo que ofreció fue el 4 de octubre de 2018 en Seattle, enmarcado en la gira ‘On the Run II Tour’. Tras un periodo extenso en el que ha estado trabajando en otros proyectos, por fin ha vuelto a los escenarios, y lo ha hecho en la inauguración del Atlantis The Royal, un lujoso resort de Dubái, en los Emiratos Árabes Unidos.

La actuación de Beyoncé en los Emiratos Árabes Unidos, un país en el que no se respetan los derechos humanos, generó polémica desde que aparecieron los primeros rumores de su celebración. La llamada ‘Queen B’ ofreció a numerosos periodistas e influencers una invitación a un evento único y exclusivo, con todos los gastos pagados y toda clase de lujos. Una inauguración llena de excesos y ostentaciones, con muchos fuegos artificiales y muchas luces, que se ha celebrado encima de la famosa isla artificial con forma de palmera.

22 millones de euros por 90 minutos

El 21 de enero la cantante actuó durante 90 minutos, tiempo por el que se embolsó 22 millones de euros, en un concierto privado y delante de un selecto público nutrido por personajes como Liam Payne, Kendall Jenner o Letitia Wright. En el repertorio concedido por Beyoncé no se encontraba ningún tema de su nuevo disco, Renaissance; sin embargo, no dejó de cantar sus clásicos más exitosos, como Naughty Girl, Halo o Crazy In Love. También volvió a interpretar un tema que no había tocado en 15 años: Beautiful Liar.
Durante su actuación, su hija mayor, Blue Ivy, de 11 años, se subió al escenario junto a su madre para interpretar a dúo el tema Brown Skin Girl, del álbum El Rey León: The Gift que elaboró para la adaptación fotorrealista del clásico de Disney: uno de los muchos proyectos en los que ha estado embarcada estos años.
Se pidió a los asistentes al concierto que guardaran sus teléfonos en fundas cerradas para evitar que se difundieran imágenes del evento. Sin embargo, han aparecido en Internet imágenes en las que se ve a la artista respaldada por el grupo femenino de danza libanés Mayyas.
Beyoncé dirigió unas palabras al público donde exhibía su felicidad por poder actuar allí, acompañada de sus padres, su marido y sus hijos, en una noche que también contó con la actuación de The Swedish House Mafia.
El espectáculo quedó opacado por las críticas negativas por la situación actual del país árabe, algo que llevó a Nicki Minaj a negarse a actuar en el Jeddah World Fest de Arabia Saudí en 2019 después de que la Human Rights Foundation pidiera que se retirara. Sin embargo, en 2021, Justin Bieber actuó en el Gran Premio de Arabia Saudí a pesar de que hubo peticiones de activistas para que lo cancelara. Beyoncé no es la única artista que se ha dejado seducir por estas cifras millonarias: existe una larga lista de cantantes que han actuado en el pasado, como Eminem, Elton John o Madonna.