Farándula Nacional

Bratt Murgueitio siente que su destino está junto a la música

Luego de su paso por la televisión. El exchico reality volvió. No duró mucho tiempo alejado de la pantalla y actualmente es panelista de un programa de farándula.

Bratt es músico y asegura tener un carácter muy fuerte, el cual heredó de su mamá, pero aún le falta por aprender de ella.

El ‘Chico malo de Quito’ como lo conocen sus seguidores tuvo una infancia y adolescencia solitaria en la que solo era él. Vivió dieciocho años solo y no supo de nadie de su familia y en realidad tampoco le daba importancia.

Durante todo ese tiempo tuvo que ver cómo se alimentaba, vivía y estudiaba. “Siempre aprendí a resolver mi vida solo”, añadió.

Fue un chico muy difícil, se pintaba las uñas de negro y se teñía el cabello del color que quisiera, tenía pulseras, correas y botas, su ropa era oscura y no tenía que pedir permiso a nadie. Nunca mostró interés por encajar en los círculos sociales.

“Mi familia llegó a conocerme por la televisión. Ellos aprendieron de mí por la pantalla”, dijo. Su madre posee el mismo carácter de Bratt y es con la única que mantiene comunicación actualmente.

“Mi mamá es una mujer de una palabra intachable, en la que ella te dice algo y eso es. Su palabra es un tesoro”, dijo entre risas. Aún asegura que debe aprender de ella en muchos aspectos, como en su carácter y la credibilidad de su palabra.

A su padre no lo conoce bien, no sabe a qué se dedica y tampoco tiene nada que reprocharle.

Tuvo varios tropiezos en la vida, pero confesó que todos le sirvieron para aprender y llegar hasta donde se encuentra. “La persona que más se tropieza es la que triunfa. La gente debe saberlo” añadió.

“No tuve que vender mi esencia para llegar a estar donde estoy”, dijo Bratt, quien contó que no tiene amigos.

“Ser directo me ha dado conocidos, porque amigos en Guayaquil no tengo, solo conocidos”, afirmó. Su manera de ser lo ha hecho ganarse enemigos y personas que lo quieren.

Sus planes son irse del país porque piensa que su futuro está lejos de aquí. Agradece y ama a Ecuador, pero debe perseguir sus sueños y por eso desea irse, pero antes debe resolver situaciones de su vida.

“Mi norte siempre será la música. No puedo lanzar un tema para ver qué pasa porque tengo cosas invertidas y el tiempo”, finalizó.

Fuente: Diario Extra

 

Comentarios