fbpx
Cargando
.

Lee la revista aquí

Revista Mariela News 134

Ver todas las revistas

Consejos para mejor la mala circulación

«5 consejos para mejorar la mala circulación»

La mala circulación es un problema al cual todas estamos expuestas. El buen flujo de la sangre depende de diferentes factores que influyen considerablemente en nuestro sistema sanguíneo; la comida, el ejercicio, y hasta cómo manejamos el estrés pueden ayudarnos a tener una buena circulación. Si tienes mala circulación, te recomendamos que sigas estos 5 consejos que te vamos a dar para mejorarla:

1.-Mejora tu alimentación: La comida es un factor que influye sobre el proceso sanguíneo, por eso, lo que consumes se verá reflejado en tu sistema. Si tienes problemas de circulación, te recomendamos que no ingieras productos altos en grasas o en azúcares como las gaseosas, pues estos te aumentan la viscosidad de la sangre, impidiendo su buena circulación. Puedes intentar comer muchas frutas y verduras, pues estas son altas en fibra, lo cual alivia la presión sanguínea mejorando tu circulación.

2.-Haz ejercicio: El sedentarismo es el peor enemigo de la circulación; por ende, hacer ejercicio regularmente evita que tengas mala circulación y si ya la tienes, la mejora. Al aumentar el ritmo cardíaco, las arterias se dilatan, permitiendo una buena fluidez de la sangre, y fuera de ello, el ejercicio genera mayor fuerza en el bombeo del corazón, generando que la sangre llegue a las partes más altas o bajas del cuerpo de buena manera. Así que tómate al menos 30 minutos diarios para hacer una caminata, correr o montar en bici. Verás la diferencia una vez tengas tu rutina.

3.-Eleva las piernas: Generalmente las piernas son la parte del cuerpo que más se ve afectada por la mala circulación; en las piernas la mala circulación se presenta al retorno de la sangre, generando retención de líquidos y problemas de presión. Para solucionar esto a la hora de dormir, lo que puedes hacer es poner tus piernas sobre unos cojines y dormir con ellos, o elevar tus piernas y apoyarlas contra la pared por lo menos unos 20 minutos al día. Esto ayudará a que tu sangre retorne fácilmente y no se acumule en tus piernas o pies.

4.-Evita la obesidad y el tabaco: Si sufres de mala circulación, te aconsejamos que procures cuidar tu peso, pues la obesidad junto con la mala circulación pueden traer varios problemas como la presión y la tensión alta. Por otro lado, también te recomendamos que evites fumar cigarrillo, pues sus componentes químicos afectan al sano funcionamiento de la circulación.

5.-Baños de agua fría: Los baños de agua fría han sido desde siempre recomendados a la hora de mejorar la circulación, y sobre todo, en las piernas. Para ello, al momento de ducharte o antes de dormir puedes poner tus piernas bajo agua fría y masajearlas. Verás que te sentirás muy aliviada después de este baño, y si lo vuelves rutina en tus días, notarás cómo empieza a mejorar tu circulación.

Fuente:www.imujer.com

Tambien te puede interesar:


Conoce opciones saludables para calmar tu antojo en la oficina
Formas de sustituir la mayonesa en tus alimentos

Snacks saludables para niños
4 alimentos deliciosos que te hidratan y bajan de peso
¡Conoce! 7 alimentos que te llenarán rapido
Bebidas para desintoxicar tu cuerpo