Foto del día

El descorche, un rito ancestral en Los Barrios de la provincia de Cádiz, España

Hasta mediados de septiembre, Los Barrios, en la provincia de Cádiz, se convierte en el escenario de uno de los oficios más antiguos y, a la vez, en uno de los espectáculos más esperados del año. Porque todos los veranos, el Parque Natural de los Alcornocales, que ocupa gran parte de esta localidad, se llena de cuadrillas que llegan para descorchar los árboles y recoger el material que se traslada después a lomos de mulas. Y sí, estamos en el siglo XXI, pero hay cosas que todavía se mantienen intactas.

Si nunca has podido ver esta actividad y te apetece hacerlo, ahora solo vas a tener que viajar al sur, a esta pequeña localidad gaditana, que se ha convertido con los años en una de las zonas de mayor producción de corcho de toda Andalucía. Pero no solo las cuadrillas se acercan a Los Barrios. Son muchos los turistas y visitantes que se acercan hasta allí para ver este curioso y fascinante espectáculo: el descorche.

En las sierras béticas, a caballo entre las provincias de Cádiz y Málaga, el Parque Natural de los Alcornocales es un espacio natural de montañas abruptas en las que la erosión ha labrado caprichosas formas y feroces cortados. Y donde las frecuentes lluvias han creado una amplia red de ríos y arroyos, así como barrancos estrechos y profundos. Sin duda, uno de los paisajes más extraordinarios de la Península Ibérica y uno de los espacios más singulares y atractivos de Andalucía.

El Parque Natural de Los Alcornocales alberga además uno de los bosques frondosos más meridionales de Europa, repleto de helechos endémicos, que cobijan linces y son la cuna de culturas milenarias.

Aquí, en este entorno, en pleno Campo de Gibraltar, este parque ocupa un 70% del municipio de Los Barrios, uno de los trece municipios que forman el Parque Natural de Los Alcornocales. Poblado desde la Prehistoria, esta localidad nació en el siglo XVIII como consecuencia de la ocupación inglesa de Gibraltar.

Amanece en el Parque Natural de los Alcornocales y las cuadrillas se ponen en marcha para comenzar una intensa jornada de trabajo. Todos los años, alrededor de estas fechas y hasta mediados de septiembre, los habitantes de Los Barrios comienzan el descorche, una tradición milenaria y un espectáculo que merece la pena ver al menos una vez en la vida

Con delicadeza, y como manda la tradición, los trabajadores se adentran en este entorno natural repleto de Alcornoques y van quitando poco a poco la corteza de los árboles.

Así se puede oír el golpeteo de las hachas, el sonido de los cascos de los mulos, y algún que otro cante espontáneo. El buen humor y las ganas de todos se pasar un buen rato son parte del trabajo.

El descorche centra la actividad ya que en este proceso es imposible sustituir la mano de obra de las cuadrillas. No hay máquinas que puedan sustituirles. Y es que de la delicadeza del descorche depende la vida del árbol, y la calidad y cantidad de las planchas de corcho que se obtengan.

Esta es una tradición centenaria, una de esas que siguen intactas y que dota de un carácter único a la a Los Barrios. Y es que el corcho es, al menos de unos siglos a esta parte, es el producto más importante del alcornocal. Y en esta zona podrás comprar distintos productos artesanos realizados con este material.

 

Fuente. ViajesTIC