Entretenimiento

¿Qué fue lo que realmente unió al príncipe Harry y Meghan Markle?

A veces unos cuantos corazones rotos terminan uniendo a quienes más lo necesitan.

El príncipe Harry se enamoró de Meghan Markle desde el primer momento en que la conoció durante el verano de 2106.

Haberla llevado a Botswana en su tercera cita, para acampar bajo las estrellas en medio de la naturaleza africana, fue toda la evidencia que sus amigos necesitaron para saber que finalmente había conocido a alguien excepcional.

No es difícil ver por qué se enamoró tan rápido de la actriz estadounidense. Más allá de lo obvio –su belleza e inteligencia- también tiene una vena empática y una personalidad que podemos asociar con el quinto en la línea de sucesión al trono. La naturaleza sencilla y generosa de Harry se le acredita a su madre, la princesa Diana, y eso indudablemente ha jugado un papel en su masiva popularidad.

Pero hay algo más, una experiencia compartida que quizás fortaleció el lazo que tienen: los dos son hijos de parejas separadas.

Los padres de Meghan, Doria Ragland y Thomas Markle, se divorciaron cuando ella tenía solo 6 años de edad. Harry tenía 8 cuando Diana y el príncipe Carlos finalmente decidieron admitirle al mundo que su matrimonio de 11 años se había acabado.

El año pasado, Meghan le contó a Vanity Fair que a pesar de la separación, sus padres siguieron siendo amigos: “Mi papá solía venir los domingos para dejarme y veíamos Jeopardy!, cenando frente a la TV, solo los tres… Así de cercanos éramos”.

Pero en una reveladora entrevista dada por su mejor amiga de la infancia, Ninaki Priddy, conocimos otro lado de la historia. “Podía ser difícil para ella”, dijo Priddy. “Algunas veces ella sentía que tenía que escoger un lado. Siempre intentaba asegurarse de que cada uno de los dos estaba feliz. Siempre tenía que transmitir mensajes. Eran literalmente cosas como, ‘Dile a tu madre que…’ o ‘Dile a tu padre…'”.

Meghan Markle, Doria Ragland

Sin importar las circunstancias, Doria tuvo una influencia significativa en la mujer en que se convirtió de adulta. Incluso antes de conocer a Harry, cuando Meghan no estaba en el set de Suits, la actriz de 36 años estaba muy involucrada en labores humanitarias.

“Mis dos padres vinieron de muy poco, así que escogieron dar mucho”, explicó Meghan en su ahora extinto sitio web, The Tig, en 2016. “Comprar pavos para refugios de personas sin hogar en Acción de Gracias, llevarle comida a pacientes en hospicios, donar cualquier cambio en el bolsillo a quien lo pida, y hacer pequeños actos de caridad: un abrazo, una sonrisa o una palmada en la espalda a quien lo necesite. Hacíamos todo eso. Crecí viendo eso, así que en eso me convertí cuando crecí”.

El trabajo de Thomas como director de iluminación en shows como Married….With Children y General Hospital le dio la oportunidad a Meghan de aprender sobre Hollywood. Con frecuencia lo visitaba una vez que terminaba su día en la Escuela Secundaria Immaculate Heart Girls.

Tener unos padres con vidas separadas es algo que Harry también tuvo que vivir. A pesar de que Carlos y Diana describieron su divorcio como “amigable”, cuando la separación se anunció finalmente el 9 de diciembre de 1992, fue todo menos eso. Hubo la famosa grabación de Camila, la explosiva entrevista de Diana con Martin Bashir y, por supuesto, la humillante biografía de Andrew Morton. Una serie de escándalos que finalmente llevaron a la Reina a decidir que la única opción para la alguna vez pareja de cuento de hadas era el divorcio.

Princess Diana, Prince Charles

El impacto que tuvo en Harry tener que estar entre sus dos padres solo se conoció recientemente. El año pasado admitió en un documental sobre el 20mo aniversario de la muerte de su madre, que con frecuencia se sintió dividido entre su mamá y su papá.

“Hubo un momento en que nuestros padres se separaron y nosotros dos [el príncipe William y Harry] estábamos de un lado a otro entre los dos [Carlos y Diana] y probablemente nunca vimos a nuestra madre lo suficiente, o a nuestro padre. Ya sabes, hubo muchos viajes, muchos peleas con mi hermano en el asiento trasero… peleas que yo ganaba. Así que tuvimos que lidiar con todo eso, no digo que fuéramos las únicas personas en lidiar con eso. Pero fue una manera interesante de crecer”.

El ex mayordomo de Diana, Paul Burrell, también habló sobre esa época, diciendo, “Fue desestabilizador para ellos ver la caída del matrimonio de sus padres. Cada vez que Diana se molestaba le enviaban notas por debajo de la puerta que decían, ‘Todo estará bien’. Diana los colmaba de amor, siempre durmieron en su cuarto durante esa época, no en el suyo”.

Después de que Meghan pasara la última navidad con la familia real en Sandringham, Harry levantó sospechas entre los miembros de la familia de Markle cuando alegó que la acogedora experiencia con los suyos fue una “que supongo [Meghan] nunca tuvo”.

Priddy, quien fue mejor amiga de Meghan durante 31 años antes de que se separaran, apoya la afirmación de Harry. “La idea de tener una familia fue algo que Meghan quiso mucho, particularmente porque provenía de una familia bastante desarticulada”.

Cualquiera que haya pasado por una batalla personal sabe que encontrar la solidaridad en compañía de los otros puede ser un recordatorio (muy necesario) de que no estás solo. Para Meghan y Harry, sus luchas similares parecen haber ayudado a afianzar su conexión.

Prince Harry, Meghan Markle

El mes pasado Meghan se unió a Harry, William y Kate Middleton en escena para su primera aparición oficial como patronos de su organización benéfica, The Royal Foundation.

Los cuatro se ocupan de problemas cercanos a su corazón. William, Harry y Kate contribuyen a erradicar el estigma alrededor de la conversación sobre salud mental. Kate se concentra específicamente en padres jóvenes; Harry y William hablan sobre el duelo. Luego está su trabajo a favor de conservar la fauna salvaje, así como los Juegos Invictus que Harry creó exitosamente.

Sabemos muy poco de en qué concentrará sus esfuerzos Meghan, una vez que se convierta en duquesa el próximo 19 de mayo. Todo lo que nos han dicho es que quiere tomarse su tiempo para decidir, pero nos ha dado varias pistas. En el escenario con su prometido y futuros cuñados, Meghan sugirió la importancia de los derechos de la mujer. Lo que no sorprendió debido a sus credenciales feministas, heredadas de su independiente madre soltera.

No hay duda de que la familia es muy importante tanto para Meghan como para Harry. Parece inevitable que en el futuro harán todo lo posible para evitar los errores del pasado.

 

 

 

 

 

 

Fuente: E-News!