El actor estadounidense Cuba Gooding Jr. se declaró no culpable de haber manoseado a dos mujeres en Nueva York, mientras que otras 12 dicen haber sido agredidas por él en el pasado (REUTERS)
El actor estadounidense Cuba Gooding Jr. se declaró no culpable de haber manoseado a dos mujeres en Nueva York, mientras que otras 12 dicen haber sido agredidas por él en el pasado (REUTERS)

La semana pasada, se suponía que Cuba Gooding Jr. sería juzgado por manosear a una mujer de 29 años en un bar en Times Square en junio pasado. El jueves, Gooding se presentó ante el Tribunal Penal de Manhattan, donde se sentó durante varios minutos antes de enterarse de que el juicio se retrasaría: se habían presentado nuevas denuncias contra él.

Los detalles del nuevo cargo fueron revelados el martes, cuando la estrella de Hollywood fue procesado y se declaró inocente de la acusación de que había “pellizcado las nalgas” de una mujer en un club nocturno de Nueva York en octubre de 2018, sin su consentimiento. Pero la verdadera noticia revelada en la sala del tribunal fue que una docena más de mujeres denuncian al actor por conducta sexual inapropiada.

Además de las dos presuntas víctimas, una docena de mujeres sostienen que Gooding Jr., de 51 años, las tocó ó besó sin que ellas lo consintieran entre 2001 y 2018, según documentos judiciales. Una asistente del fiscal de distrito, Jenna Long, afirmó que ellas desean testificar en el juicio contra el intérprete, quien fue puesto en libertad sin fianza.

El acta de acusación de la fiscalía cita denuncias por supuestos abusos en bares o clubes de Los Ángeles, Nueva York, Las Vegas, Dallas y Albuquerque, Nuevo México. Ninguna de ellas fue identificada y el juez deberá decidir si autoriza su testimonio en el proceso.

La acusación describe que el “comportamiento pasado del señor Gooding muestra que él se acerca rutinariamente a las mujeres mientras está en bares o clubes nocturnos con las que tiene una interacción previa limitada o nula, y las toca de manera inapropiada”.

Cuba Gooding Jr. compareció el martes ante un juez en Nueva York y quedó en libertad bajo palabra
Cuba Gooding Jr. compareció el martes ante un juez en Nueva York y quedó en libertad bajo palabra

En un incidente en 2001, Gooding Jr. supuestamente “frotó la ingle y la pelvis” contra la parte trasera de una mujer mientras le agarraba simultáneamente las nalgas y los senos, indica el texto. En otro episodio, en 2007, el actor habría besado a una mujer sin su consentimiento.

El actor niega las acusaciones. Sobre el caso de junio pasado, la defensa ha dicho que hay dos testigos según los cuales el incidente nunca ocurrió y que un video del bar apoya esa versión, pero la acumulación de otros testimonios podrían complicar su defensa.

Por el momento, Gooding enfrenta cargos de abuso sexual de tercer grado. Sin embargo, el abogado del ganador del Oscar, Mark J. Heller, calificó los cargos como “una reacción exagerada distorsionada al clima hipersensible actual donde los gestos inocentes comunes son ahora mal percibidos y mal caracterizados como ofensivos”.

El letrado de Gooding dijo afuera de la corte que estaba “absolutamente perplejo”.

Una docena más de mujeres estarían dispuestas a testificar contra el actor
Una docena más de mujeres estarían dispuestas a testificar contra el actor

Fue acusado de un delito menor de manoseo por la fuerza en junio, después de que una mujer denunciara que le había tocado sus pechos en un bar de New York. Él dijo que es inocente y enfrenta una sentencia de hasta un año de prisión si es hallado culpable.

Las nuevas acusaciones, que aún no son públicas, son parte del mismo caso penal pero derivan de un incidente separado, según la oficina del fiscal del distrito de Manhattan.

El actor también es conocido por sus papeles en películas como A Few Good Men The Butler y en la serie de televisión The People v. O.J. Simpson no ha sido acusado de ninguno de esos 12 incidentes, pero es probable que las mujeres testifiquen contra él durante el juicio. El intérprete debe regresar al tribunal de Manhattan el 13 de diciembre.

Para nosotros es muy obvio que el fiscal de distrito no ha podido establecer evidencia que hubiera resultado en una condena”, dijo Heller en una entrevista. Y agregó que creía que los fiscales estaban intentando demorar el caso al presentar nuevos cargos.