fbpx
Cargando
.

Lee la revista aquí

Revista Mariela News 133

Ver todas las revistas

A Cristiano Ronaldo le encanta presumir su vida de lujo en las redes sociales, y esta semana el jugador portugués compartió una foto de su nueva adquisición: un Ferrari F12TDF.

Según el sitio TMZ, el carrazo del futbolista le costó US$ 500 mil.

Pero ese no es su coche más valioso. Ronaldo tiene toda una colección, incluyendo un Bugatti Chiron, que cuesta alrededor de US$ 2 millones.

Además, en su garage el jugador tiene Porsche, Audi, Bentley, Lamborghini, Mercedes Benz, Aston Martin y Rolls Royce.

 

Arrived 👌👌👌

Una publicación compartida de Cristiano Ronaldo (@cristiano) el

Fuente: La Botana

En un accidente de tránsito falleció en la madrugada la actriz y modelo Denisse Ruiz, coanimadora del programa ‘Pato marte la noche’, que transmite Gamatv. El hecho ocurrió en el km 15 de la vía a la costa.

Denisse Ruiz, quien tenía 24 años, murió tras volcarse el vehículo en el que iba, indicó el fiscal Roberto Cabrera; con ella iba su novio, el actor Leonardo Moreira, quien forma parte del programa El Combo Amarillo, que transmite Ecuavisa.

Según autoridades de tránsito, Ruiz conducía un vehículo Mitsubishi Montero, de placa GKE-458, pero al llegar al km 15 de la vía, en sentido Guayaquil-Playas, su carro fue impactado por otro.

El golpe provocó que Ruiz pierda el control del coche y se salga de la carretera, ruede unos 40 metros hasta chocar contra un árbol y caer a una zanja.

El cuerpo de la joven fue trasladado hacia la morgue de tránsito, mientras el novio resultó herido y fue atendido en el Omnihospital de Guayaquil.

‘La China’ Ruiz se hizo popular por el programa de Gamatv en el que aparecía junto al animador y radiodifusor Pato Borja.

También participó en programas como Combate, de RTS, y fue una de las chicas Hooters en Guayaquil, según consta en la descripción biográfica de su cuenta de Twitter (@ChinaRuiz5).

Gamatv, en su cuenta de Twitter, escribió que el canal está de luto. Artistas como Flor María Palomeque y AU-D expresaron también su pesar por el fallecimiento de la animadora.

Fuente: El universo

Se dice que la confianza y la costumbre son los peores copilotos al conducir un auto. ¿Por qué? Pues le abren la puerta a un número considerable de malos hábitos que no solo acortan la vida útil de tu vehículo sino que te pueden llegar a exponer a tí y a los otros usuarios de la vía a situaciones realmente peligrosas.

No mantener la distancia de seguridad

Parece un tema menor, pero no lo es. Este mal hábito al conducir nace a raíz que muchos creen erróneamente controlar en su totalidad su vehículo y manejar con rapidez cualquier imprevisto. Según la norma, la distancia de seguridad entre autos es de aproximadamente 0.5 metros por cada kilómetro/hora.

Para no complicar las cosas podemos hacer uso de la regla de los “cuatro segundos”. Espera que el auto delante tuyo pasa un punto fijo (árbol, poste, etc), luego cuenta lentamente mil, dos mil, tres mil y cuatro mil. Si antes de terminar de contar pasas la referencia fija significa que estás siguiendo demasiado cerca al vehículo de adelante.

Malas posturas al conducir

Frecuente en los conductores noveles, pero se ve con más incidencia en aquellos denominados “experimentados”. La confianza en algunos hace que manejen su auto de una forma desgarbada (con una mano en el volante, la otra en la palanca de cambios, demasiado recostados sobre el asiento o excesivamente adelantados) haciendo que su tiempo de reacción ante cualquier imprevisto sea tardía.

De acuerdo a los especialistas en seguridad vial, la postura correcta para conducir es con las dos manos al volante (a las tres menos diez), mientras que la espalda debe ir bien apoyado en el respaldar de la butaca para evitar daños de mayor gravedad en caso de accidentes. Es importante mencionar que una correcta posición al manejar nuestro auto nos ayudará sentir y predecir mejor -así como más rápido- el comportamiento del carro.

Demasiada agresividad

Sabemos que el tráfico y las imprudencias de los demás puede llegar a sacar lo peor de cada uno, pero eso no es excusa para adoptar una actitud agresiva (meter el carro, no respetar al peatón, estacionarte o girar por donde se te plazca) ya que esa es una de las principales causas de los accidentes en las calles y carreteras del país.

Para garantizar una circulación segura a nuestros acompañantes y a nosotros mismos es importante no perder la paciencia y mantener la calma en todo momento. Recuerda que lo llegar sano y salvo a nuestro destino es lo principal que deben tener todos los conductores en su mente al manejar.

Indica tus maniobras y mira tus espejos

Es bastante usual ver este mal hábito en la gran mayoría de conductores. Parece que a todos se les ha olvidado que los autos vienen equipados con luces intermitentes y su función es indicarle a los otros conductores sobre nuestras intenciones al volante. Recordamos que es a través de estos elementos que nos comunicamos con el resto de usuarios de las vías.

Al igual que con las luces intermitentes, los retrovisores están ahí por algo. Su uso es obligatorio cada vez que deseamos girar o cambiar de carril. Sin embargo, el conductor debe tener presente que estos espejos nos muestran las cosas más cerca de lo que en realidad están y casi siempre tienen ángulos muertos, al momento de realizar estas maniobras.

Fuente: MetroEcuador

Un imaginario popular evalúa la confiabilidad de un persona según su automóvil. «¿Le comprarías un auto usado?» pretende calificar la honestidad y honradez de cualquier vecino. La respuesta dirá si el vendedor ha sido un noble y justo propietario. La teoría, arraigada a la idiosincrasia argentina, tiene su razón de ser. Comprar un auto usado merece un análisis vasto, fino, meticuloso. El objetivo es realizar una transacción limpia, próspera, sin complicaciones venideras ni daños colaterales.

Porque el mercado de compraventa de autos usados es intenso en el país. Más allá de que el extraño mercado automotor argentino hoy experimente un «brote verde» en la comercialización de 0 km -causas varias: guerra de precios, bonificaciones, financiación y crisis brasileña-, los modelos más viejos no pierden vigencia. Las 407.468 transacciones de autos usados que se realizaron en los primeros tres meses en el país debieron atender ciertos aspectos básicos, del calibre de sugerencias y recomendaciones para propiciar que tamaña inversión haya sido valiosa y satisfactoria.

En marzo, la venta de vehículos usados exhibió resultados positivos en el mercado local

En marzo, la venta de vehículos usados exhibió resultados positivos en el mercado local

Para empezar: particular o agencia. Ambas alternativas son igual de sólidas y apropiadas, aunque asuman condiciones diferentes. En líneas generales, comprar o vender autos usados en concesionarios no genera tanto rédito económico como hacerlo por vía particular, pero la calidad de garantía aumenta. Las transferencias a través de plataformas online acapararon el mercado en el país con un amplio abanico de opciones, y con indudable éxito. Estos sitios de venta digital permiten también comparar y fijar rangos de precios en virtud de las publicaciones de vendedores. Es menester verificar la tasación del vehículo e informarse con guías de precios oficiales antes de hacer el desembolso.

El contacto debe ser genuino. Es inevitable dejarse seducir por las fotos pero para enamorarse hay que hacerlo en vivo. Y preferentemente de día, cuando la luz denuncie defectos de chapa, pintura, neumáticos o interiores que la noche es capaz de omitir. Es el momento de las preguntas de rigor: dueños anteriores, historial mecánico, prontuario de accidentes, kilometraje, modo y lugares de uso, consumo. La inquisición es necesaria para evaluar la hipotética compra.

Lo mejor es ver el auto de día, cuando se logre identificar cada detalle o imperfección (iStock)

Lo mejor es ver el auto de día, cuando se logre identificar cada detalle o imperfección (iStock)

Tocar. Mirar. Investigar. Solo o acompañado por algún amigo, familiar o mecánico específico que garantice la condiciones mecánicas del auto. Hay que inspeccionar y examinar cada detalle: detectar señales de golpes, rajaduras o abolladuras, constatar que la pintura esté uniforme, verificar el piso, abrir y cerrar las puertas, subir y bajar las ventanillas para comprobar su eficiencia, revisar cubiertas y rueda de auxilio, y evaluar la respuesta de la suspensión. Ya en el interior: estudiar el tapizado, probar cada botón del tablero, certificar el uso correcto del audio, la calefacción y el aire acondicionado. En cuanto el motor: concentrarse en la pérdida de nafta o aceite, y a la temperatura que alcanza estando en marcha y en frío.

Manejar. Hacer un test drive del auto es fundamental para descubrir defectos perceptibles al movimiento. Más allá del andar, del confort y de la sensación mágica de conducir, es indispensable juzgar y adoptar posición para discernir. Llevarlo a distintas velocidades, frenar, prestar atención a ruidos y chasquidos (delataría problemas de transmisión, por ejemplo), soltar el volante y comprobar la dirección, ver el color del humo del escape, comprobar el normal funcionamiento de la inyección electrónica en el arranque y la suavidad de la caja de cambios.

Revisar, chequear, verificar, preguntar: todo es necesario cuando se compra un auto usado(iStock)

Revisar, chequear, verificar, preguntar: todo es necesario cuando se compra un auto usado(iStock)

Papeles. Previo a cerrar la operación, es obligatorio demandar toda la documentación. Hacer una transacción limpia disolverá fantasmas o contingencias futuras. El modelo podrá ser el ideal y el soñado solo cuando el papelerío esté en regla. Desde la posibilidad de certificar el motor en una Planta de Verificación habilitada, hasta identificar el nombre del actual propietario para no tener que rastrear al titular legítimo de la unidad.

Fuente: Infobae