fbpx
Cargando
.

Lee la revista aquí

Revista Mariela News 134

Ver todas las revistas

La gran mayoría de los seguidores de Harry Potter hemos buscado, en algún momento, sentirnos parte de la saga de forma especial. Una vez aceptado el hecho de que jamás recibiremos la carta que nos convierta en alumnos de Hogwarts, queda buscar otro tipo de experiencias similares que nos acerquen un poco más a una de las sagas literarias y cinematográficas más famosas de todos los tiempos.

El fenómeno ha sido tal que en los últimos años han surgido, alrededor de todo el mundo, diferentes lugares que podrían considerarse sitios de peregrinación y que cumplen esta función: adentrarnos en el mágico universo creado por J.K. Rowling. Os dejamos una lista con aquellos que debéis visitar al menos una vez en la vida, aunque no sea en escoba.

1. The Wizarding World of Harry Potter, Orlando

 
Orlando | Flickr

Obligatorio comenzar nuestro tour con esta visita. Dentro del parque temático de ‘Islands of Adventure’, en Orlando, se encuentra esta pequeña réplica de una parte muy importante del universo de Harry Potter: el castillo de Hogwarts y el pueblo de Hogsmeade. Podrás disfrutar de diversas atracciones, como una montaña rusa que simula un vuelo en hipogrifo. El principal atractivo, sin embargo, es otra montaña rusa que te llevará a dar un paseo en escoba, justo después de haber pasado por reproducciones de lugares tan míticos como el aula de defensa contra las artes oscuras o el despacho de Albus Dumbledore, el director del colegio. Casi nada.

2. Warner Bros. Studio Tour, The Making of Harry Potter, Londres

 
Studio Tour, The Making of Harry Potter | Flickr

Sus puertas abrieron en 2012 y no ha dejado de recibir visitantes desde entonces. Gracias a este recorrido visitarás varios de los escenarios donde se grabaron populares escenas de la saga, pues cuenta con dos sets de rodaje, y también podrás apreciar por ti mismo piezas de vestuario y de atrezo que reconocerás al instante. Incluso caminarás por el Bosque Prohibido, disfrutarás de la Cerveza de Mantequilla y podrás hacerte con una buena colección de Grageas de sabores con las que, ya sabes, tienes que tener mucho cuidado.

3. Mercado de Leadenhall, Londres

 
Mercado de Leadenhall | Flickr

La ciudad inglesa está repleta de localizaciones que nos recordarán a la saga y esta es una de las más visitadas. Se trata de un centro comercial de estilo victoriano donde se recreó el Callejón Diagón; las fotos que podrás tomarte en el lugar te harán ser la envidia de todos los muggles.

4. Castillo Alnwick, condado de Northumberland

 
Castillo de Alnwick | Flickr

La residencia de los duques de Northumberland se encuentra en la frontera con Escocia y ha servido, también, como escenario para grabar varias escenas exteriores de Hogwarts. Lo reconoceréis de inmediato. Tiene casi mil siglos de antigüedad, lo que hace aumentar la magia a su alrededor.

5. Viaducto Glenfinnan, Fort William (Escocia)

 
Viaducto Glenfiannan | Flickr

¿Cómo se llega a Hogwarts? Lo sabéis bien: desde un tren que parte del Andén 9 y tres cuartos, en la estación King’s Cross, y que pasa por este viaducto cuya localización es real: se encuentra cerca de Fort William, en Escocia. Además de ser un lugar espectacular para visitar, como todos los paisajes escoceses, podrás ver pasar uno de los cuatro trenes que circulan al día, incluso acercarte por completo y hacerte varias fotos de recuerdo bajo el viaducto.

6. Elephant House, Edimburgo

 
The Elephant House | Flickr

Nos quedamos en Escocia para visitar un lugar simbólico: una pequeña cafetería situada en la capital del país donde J.K. Rowling escribió buena parte de la historia de nuestro mago.

7. Biblioteca Trinity College, Dublín

 
Biblioteca Trinity College | Flickr

La biblioteca más famosa de Irlanda fue también un escenario importantísimo en Harry Potter que Hermione Granger supo apreciar más que nadie: evidentemente, hablamos de la biblioteca de Howgarts. Seguramente te invada más de un escalofrío enfrentándote a sus largos pasillos y sus altos techos que, precisamente, parecen sacados de cualquier historia de fantasía.

8. College of Wizardry, Czocha (Polonia)

 
College of Wizardry | College of Wizardry

Aunque es una experiencia más exclusiva que todo lo anterior, no deja de ser fascinante. Ser alumno de Hogwarts es imposible, de acuerdo, pero esta iniciativa te ofrece una experiencia (casi) similar. Durante cuatro días podrás disfrutar en el castillo de Czocha, en Polonia, de (casi) todo lo que significa ser mago: asistir a clases de pociones, conocer criaturas mágicas, acudir a bailes ambientados en este universo… Nunca has sido un muggle cualquiera y podrás demostrarlo.

9. Torneos de Quidditch

 
Quidditch | Antena3.com

No podemos ofrecerte una localización concreta porque lo cierto es que, aunque parezca imposible, en los últimos años han aumentado el número de torneos del deporte mágico de Harry Potter. Así que te animamos a que realices un trabajo de investigación: busca alguno cercano a la zona en la que vivas, seguro que lo encuentras. De acuerdo, las escobas no vuelan, pero lo que vas a ver no te va a dejar indiferente.

10. Restaurante – Cafetería Pudding Diagonal (Barcelona)

 
Cafetería Pudding Diagonal | Cafetería Pudding Diagonal

Terminamos en España porque, sí, aquí también podemos disfrutar de la magia de Harry Potter. En Pudding Diagonal cada rincón está inspirado en nuestra saga: tres plantas plagadas de detalles mágicos, desde los estandartes de las casas de Hogwarts colgando del techo en forma de banderas hasta estanterías repletas de libros y lechuzas que decoran el lugar. Para no perdérselo.

Fuente: ViajesTIC

 

Existen zonas de la Tierra que la aplicación no tiene en su base de datos. Se trata de lugares misteriosos que no se muestran o aparecen pixelados. ¿Quieres saber por qué? Te lo contamos en este víde.

 

Fuente: ViajesTic

Para enfrentarte a las rutas que os proponemos a continuación no solo hay que ser valiente: hay que amar el riesgo. Teniendo en cuenta que son muchas las personas que han sufrido accidentes en las que son consideradas las rutas más peligrosas del mundo, hay que saber valorar ese instante en el que el corazón se te acelera hasta límites insospechados.

Desde las ganas de probarse a sí mismo hasta la necesidad de adrenalina, pasando por las ganas de vivir una gran aventura, son muchas las razones que llevan a los viajeros a hacerle frente al peligro. Otra de ellas es llegar hasta los lugares menos transitados del mundo… que también son hermosos. ¿Preparados para descubrirlos?

Tenemos que comenzar nombrando la selva de El Amazonas, pues todos hemos escuchado hablar, en algún momento de nuestra vida, de los peligros que existen en la selva más conocida del planeta. Hasta hace unos años, explorarla todos sus rincones era impensable.

Nos quedamos en Perú para hablar del Machu Picchu, desde la cima del Huayna Picchu. Las vistas que nos regala la montaña son impresionantes pero recorrer el sendero que nos lleva a ella es, cuanto menos, peligroso. Las escaleras parecen estar construidas en vertical y el mal de altura es más traicionero de lo que parece.

 
La Carretera de la Muerte | Flickr

Al menos, no tiene un nombre tan aterrador como La carretera de la muerte, como así se conoce a la carretera que une La Paz y la región de Yungas, en la vecina Bolivia. A más de 4.000 metros de altura, esta carretera consta de unos 80 kilómetros de un solo carril (aunque de doble sentido) construido con arena y piedra. Es frecuentada para los amantes del riesgo pero resulta escalofriante que sean muchas las personas que deben recorrerla por obligación.

Uniendo Chile con Argentina encontramos la Ruta Caracol, nombre que entenderéis contemplando la fotografía que dejamos junto a estas líneas. No lo parece, pero la carretera gana altura con mucha rapidez y transitarla se hace más complicado con cada metro que asciendes. El paisaje, claro, es de una belleza única.

 
Ruta Caracol | Flickr

Como también es único El laberinto del Parque Nacional Tierra de Cañones, en Utah (Estados Unidos). No ha sido creado por el hombre: todo es obra de la naturaleza. Supone un reto para sus visitantes y también un riesgo: además de la más que probable pérdida, te puedes enfrentar a altas temperaturas, ausencia de agua y grandes acantilados.

 
El Laberinto | Flickr

En San Francisco, también Estados Unidos, encontramos el conocido Parque Nacional de Yosemite, donde se encuentra la roca partida. Se puede ascender a ella pues “solo” cuenta con 1500 metros de altura, pero los últimos pueden ser un auténtico infierno y necesitarás ayuda de cables. Es un terreno resbaladizo que puede llegar a poner muy nervioso a quienes se atreven con ello.

 
Roca Partida. Yosemite | Flickr

Condiciones más extremas encontramos en la Autopista Dalton de Alaska, ideal si lo que quieres es descubrir terrenos inexplorados. Tiene más 666 kilómetros y muy, muy, muy pocos pueblos situados en torno a ella. Cuando el frío se cierne sobre ella es prácticamente intransitable, todo un reto.

 
Autopista Dalton | Flickr

Otra carretera, la del Océano Atlántico de Noruega. Solo son 3 kilómetros, ¡pero qué 3 kilómetros! Atraviesa un pequeño archipiélago de la costa occidental del país y está considerada patrimonio cultural del país, por la cantidad de turistas que recibe al año. Consta de puentes, miradores y lugares turísticos que no la libran de la etiqueta de “peligro”.

 
Noruega | Flickr

Seguimos en torno a las a veces violentas aguas de los océanos y el mar para llegar al Pasaje de Gois, en Francia, la carretera que aparece y desaparece. Se trata de un camino ubicado en un costado del mar que entraña bastantes peligros: desde las algas que nunca dejan libre el sendero hasta la propia subida de la marea, que te puede hacer desaparecer de un segundo a otro.

 
Paisaje del Gois | Flickr

Sobradamente conocido es El caminito del Rey, para algunos el más peligroso del mundo. Se encuentra en El Chorro, en Málaga, y es un desfiladero de 3 kilómetros situado a 100 metros de altura sobre un cañón. Hay tramos que no cuentan con más de un metro de anchura. Solo apto para los más valientes.

A más de 100 metros de altura se alza también el puente colgante de Trift, en los Alpes suizos. Las vistas a partir de éste son espectaculares pero pocos son capaces de aguantarlas. Mide unos 170 metros y hay que tener mucho cuidado con las corrientes de aire de la zona.

 
Puente Trift. Suiza | Flickr

Cuidado también con el viento en los acantilados de Moher, en Irlanda, uno de los lugares más hermosos del país. Es recomendable no abandonar las zonas de seguridad establecidas pero los más aventureros no suelen prestar atención a estas advertencias y ya ha habido más de un disgusto por aproximarse demasiado al Océano Atlántico. Hay quien decide aventurarse a esta ruta en bicicleta; en ese caso, ¡el doble de cuidado!

Viajamos ahora hasta Papúa Nueva Guinea para explorar uno de los territorios más inhóspitos del mundo: el Sendero de Kokoda. 96 kilómetros de selvas tropicales llenas de todo tipo de parásitos portadores de todo tipo de enfermedades. Este camino solo puede hacerse a pie y no hay nada en el territorio que pueda servir de refugio. Es uno de los senderos más peligrosos del mundo, habiendo sido recorrido por muy pocas personas en la historia.

 
Sendero Kokoda | Flickr

Nuestro viaje por las rutas más peligrosas del mundo concluye en China, en dos localizaciones diferentes. En primer lugar, el Túnel de Guoliang. Construido por los propios aldeanos, este túnel rodea de forma sinuosa las montañas de Taihang durante más de un kilómetro. Es muy estrecho y está lleno de curvas.

 
Sendero Guoliang | Flickr

Hay quien dice que ninguna de las rutas anteriores, ni siquiera el caminito del Rey, puede compararse a la Travesía de Hua Sahn, considera por muchos la ruta definitiva para los amantes del riesgo más extremo. Las llamadas Escaleras Celestiales conducen al Monte Hua Shan, situado a más de 7000 metros de altura.

 
Huashan | Flickr

Se trata de una travesía sobre tablones de madera pegados al acantilado, lo único que te separa de una caída. La llegada, según dicen, merece la pena: además de la vista espectacular, en la cima se encuentra una casa de té que prepara las mejores infusiones del mundo.

Fuente: ViajesTic

Prada, Chanel, Dior, Versace, Valentino… Si eres amante de la moda, todos estos nombres sonarán como música celestial en tus oídos. Sueñas con pisar aquellas boutiques que tantas y tantas veces has visto en tus revistas, por pasear por las calles que inspiraron a los maestros y por ser el primero en comprobar cuáles son las tendencias de una nueva temporada. La moda es tu vida y ha llegado el momento de vivirla al 100%.

Si bien es verdad que a día de hoy las diferentes tendencias de las que hablamos traspasan fronteras en apenas unos segundos, con tan solo un click, y que las redes sociales, especialmente Instagram, se han convertido en la mayor pasarela, sigue existiendo la mística de aquellas ciudades en las que se respira elegancia. Hasta ellas siguen viajando diseñadores para encontrar ese toque que les falta, ese aire que les permite innovar y reinventarse. Y hasta allí, por supuesto, también continúan viajando los amantes de este arte. Advertisement

Todo está cambiando, ya no hay descanso, estamos ante una renovación continua. No todos son capaces de seguir este ritmo vertiginoso del siglo XXI, pero algunas de las capitales clásicas de la moda se resisten. Junto a ellas aparecen nuevas ciudades imprescindibles para todo aquel que quiera experimentar todo lo que han experimentado los maestros a los que admira. Aquí tienes las 5 ciudades a las que debes viajar para vivir tu verdadero sueño.

Nueva York

Nueva York | Turismo Nueva York

Una de las capitales de la moda por excelencia. No sólo la avalan los grandísimos diseñadores que han crecido entre sus enormes rascacielos, sino todas y cada una de las tiendas que puedes encontrar en sus avenidas más conocidas. Desde las marcas más prestigiosas hasta aquellas destinadas a compradores cuyo poder adquisitivo es menor, pero cuyo amor por la moda es igual de fuerte que el de cualquier otra persona.

Por si esto fuera poco, las revistas de moda más prestigiosas del planeta, como es el caso de Vogue, tienen su redacción principal en Nueva York. Un destino perfecto para todos aquellos adictos a este arte, en el que además podrán incluso sentirse como Carrie Bradshaw por sus calles.

París

París | Turismo París

Muy cerca de Nueva York en lo que al mundo de la moda se refiere, encontramos la capital de Francia. Si la ciudad estadounidense supone lo metropolitano, incluso lo moderno, en el caso de París es su romanticismo y ese aire especial que se respira en sus calles lo que ha invitado a numerosos diseñadores de todos los rincones del globo a mudarse a ella. La ciudad del amor y de la luz es la inspiración perfecta para cualquiera que quiera crear arte.

En ella podrás encontrar las boutiques más exclusivas y elegantes del planeta y, además, disfrutar de otras artes como el diseño. Un destino más cercano e igual de imprescindible para todo aquel que ame la moda. ¿Te lo vas a perder?

Milán

Milán | Turismo Milán

¿Cómo iba a faltar la capital de la moda italiana? Italia es uno de los países idílicos para los amantes de este arte y Milán es el templo perfecto. Al igual que las anteriormente mencionadas, ha servido y sirve de cuna y de refugio para numerosos diseñadores y, también al igual que las otras dos, alberga una de las semanas de la moda más prestigiosas del planeta. Sus tiendas, una maravilla. Sus calles, puro glamour.

Estamos hablando, además, de uno de los destinos más asequibles de Europa si estamos pendientes de las ofertas. Una oportunidad única para poder disfrutar de su moda y, por supuesto, de todo lo bueno que tiene Italia, que es mucho.

Tokio

Tokio | Turismo Tokio

La emergencia del lejano oriente se estaba viendo venir y ha llegado. Es cierto que paseando por las calles de Tokio se pueden contemplar estilismos de lo más variopintos, pero en sus escaparates también podrás hallar las tendencias que se han extendido por todo el mundo y las mejores marcas. Es una de las últimas ciudades en llegar a la cumbre, pero lo ha hecho para quedarse y para ganarse los corazones de los amantes de la moda.

Algunas firmas como Commes des Garçons han facilitado este ascenso al Olimpo, pero ha sido la propia mística de la ciudad y el atractivo de Japón lo que ha dado el empujón final. En este caso el viaje será algo más largo, pero merecerá la pena.

Londres

Londres | Turismo Londres

La última, pero no por ello la menos importante. Londres es otra de las ciudades que siempre tienen que tener en cuenta los amantes de la moda. Pese a que no goza de la misma fama que París, Milán o Nueva York, la capital de Inglaterra ha pasado a ser una de las favoritas de muchos. En ella confluyen las grandes firmas y marcas con la conocida como moda urbana, de la que es cuna y hogar.

La zona de Oxford Street te conquistará con sus tiendas, pero los mercados de Portobello y Camden Town te invitarán a perderte entre sus puestos y quedarán unidos para siempre a ti. Una ciudad única, en la que la moda, por supuesto, también tiene su espacio.

Otras ciudades, como Berlín o Amberes están ganando posiciones en esta carrera por el número 1, pero estas cinco siempre serán imprescindibles para ti si lo tuyo son las pasarelas, los diseños, los escaparates y los días enteros entre prendas de ropa. Comienza a preparar tu agenda y tu maleta. No puedes perder la oportunidad de convertirte en el protagonista de tu propio sueño.

Nueva York Fashion Week

Fue la primera Semana de la Moda que se celebró a nivel mundial, en 1943. Se la llamó Press Week (Semana de los Medios) y la organizó la publicista de moda Eleanor Lamber, con el objetivo de mostrar las creaciones de los diseñadores de EE.UU., quienes siempre habían sido eclipsados por los modistos franceses. A partir de 2009 se la denomina Mercedes-Benz Fashion Week, debido al patrocinio de esta marca, y desde el 2010 su sede es el Lincoln Center.

 

Londres Fashion Week

En 1984 Londres se subió al tren de la moda con su primer Fashion Week, organizado por Annette Worsley-Taylor, fundadora del Colectivo de Diseñadores de Londres. En la primavera de 2010 se convirtió en pionero en abrazar plenamente los medios digitales, cuando mostró en vivo por internet las colecciones de todos los participantes. La sede actual de la mayoría de los eventos es el Somerset House.

 

Milán Fashion Week

La versión italiana de la Semana de la Moda fue establecida en 1958. Es propiedad de la Cámara Nacional de la Moda Italiana, encargada de su organización. Cada temporada, la ciudad se transforma en un atractivo destino turístico, puesto que los más elegantes palacios, como el Palazzo Reale o el Serbelloni Palazzo, son el escenario de algunos de los desfiles, siendo el Milano Moda Donna uno de los más esperados.

 

París Fashion Week

Las nociones modernas de la alta costura y ropa lista para usar se originaron en París, ciudad que cierra con broche de oro la ruta por las 4 grandes capitales de la moda. En francés es conocida como Semaine des Createurs du Modo, que significa Semana de los Creadores de Moda; inició en 1973 y se ha ido convirtiendo en un show de buen gusto, arte y elegancia. Actualmente, gran parte de los eventos son presentados en el Carrousel du Louvre.

 

Fuente: Revista Mariela | n° de edición 98