fbpx

Lo más sonado

Tips para que planchar no sea un dolor de cabeza

Calor, dolores musculares, fastidio… Estos son algunos de los efectos del planchado en casa. Invertir horas en la actividad puede ser realmente agotador, y si no lo hace usted directamente, entonces podría ser costoso. Para lograr un mejor planchado hay datos que no se toman en cuenta con frecuencia y que ayudarían a disminuir las consecuencias de permanecer de pie durante horas.

– Coloque la mesa de planchar a buena altura. El instrumento debería estar a nivel de las caderas con el fin de que sus hombros y brazos se muevan con facilidad. De otra forma, forzará al tronco a una posición inadecuada.

– Recuerde la funda. El protector de la mesa de planchar es un accesorio necesario para ofrecer un mejor soporte para que las telas logren ser alisadas. Existen algunas fundas confeccionadas con telas especiales que aguantan mayores temperaturas y, que junto al calor del electrodoméstico, ayuda a que la ropa tenga menos arrugas. Hay personas que prefieren planchar sobre toallas de playa, también es válido. Lo ideal es tener una funda que pueda proteger tanto a la mesa de planchar como a la mayoría de la ropa de su hogar.

planchacont

– Revise las etiquetas. Estas informan qué tipo de tejido es, la temperatura ideal de planchado y otras instrucciones. Si tiene dudas, entonces opte por las temperaturas más bajas y auméntela poco a poco, conforme la tela soporte.

– Limpie la plancha. El instrumento no debe tener ningún tipo de residuos para que el planchado sea el más adecuado. En casa puede limpiarse colocando sal marina (preferiblemente) sobre papel secante de cocina. Se calienta la plancha al máximo y suavemente debe ser colocada sobre la sal. Los residuos deberían ser atraídos por la sal. También puede hacerse una combinación de vinagre y sal. Se coloca al fuego y se calienta. Luego, con un trapo retire el residuo con la plancha apagada. Deje secar y luego planche alguna tela vieja para quitar los restos del olor al producto.

– Rocío para relajar las telas. Hay productos comerciales que podrían ayudar a suavizar las telas y posibilitan un mejor planchado. Igualmente, un rociador con mitad de agua y mitad de alcohol, también ayuda en caso de no tener rociadores comerciales. A este último se le podría añadir colonia infantil que brinda aromas a las telas.

– Con las prendas delicadas puede tener una trapo de algodón (como el de los pañales de tela de bebé). Se coloca sobre la pieza de tejidos de cuidado y se plancha. Asimismo, debe girarse la prenda (desde dentro hacia afuera) para evitar brillos en las telas delicadas. (El lino y la seda se planchan con cierto nivel de humedad. La seda a temperatura baja y el lino protegido con un paño de algodón no muy grueso. La lana y los tejidos se planchan al revés y bajo una toalla suave).

– Cuando termine cuelgue las prendas y cierre los botones, cremalleras y demás para evitar que la prenda se arrugue nuevamente. Deje enfriar y luego colóquela en el armario.

Fuente: Estampas

Tambien te puede interesar:

Tips: Evita que tus hamburguesas se encojan al cocinarlas
INTERESANTE: Usos de la cerveza que no conocías
Tips para escoger la cartera ideal a tu look
10 Tips para mantener tu peso