Entretenimiento

Natalie Portman rompe el silencio sobre situación salarial en Hollywood

La actriz desentrañó la desigualdad salarial que existe en la industria cinematográfica, solo por el hecho de ser mujer.

No es secreto que el ambiente laboral en general hace diferencias de género a la hora de pagar salarios: por un mismo puesto, muchas mujeres reciben un sueldo menor, solo por nacer bajo el sexo femenino.

El ambiente hollywoodense no es ajeno a esto. La industria cinematográfica ha sido puesta bajo la lupa infinidades de veces, debido a la distinción entre actrices y actores que cumplen un rol protagónico. Y Natalie Portman no piensa quedarse callada respecto a ello.

“A Ashton Kutcher le pagaban tres veces más que a mí”, reveló la actriz en referencia a la película ‘Amigos con derecho‘, en la que actuaban como pareja protagónica.

“Estaba al tanto y acepté la situación porque en Hollywood existe algo llamado ‘cuotas’. Tu cuota es lo máximo que te han pagado por un proyecto”, comenzó contando Portman a la revista Marie Claire, en la que es portada.

“Su cuota era tres veces más alta que la mía, entonces decidieron que debería cobrar el triple que yo. No estaba tan enojada como debería haberlo estado. Nos pagaban mucho, entonces era difícil quejarse, pero la diferencia es una locura”, expresó, indignada.

Luego, recalcó que esa diferencia no es solo en Hollywood: la mayoría de las mujeres reciben un sueldo menor que sus compañeros masculinos. De todas formas, destacó que la distinción salarial en la industria cinematográfica es abismal.

Natalie Portman y una cruda realidad en Hollywood: “A Ashton Kutcher le pagaban 3 veces más que a mí” - Imagen 6

“En la mayoría de las profesiones, las mujeres ganan 80 centavos por cada dólar que gana un hombre”, especificó. Y continuó: “En Hollywood, esa diferencia es de 30 centavos por dólar”.

Y mientras presenta su film próximo a estrenar, Portman es clara en por qué la desigualdad de género tiene que ser tratada. ‘On the Basis of Sex‘, abarca sobre la vida de Ruth Bader Ginsberg, que se convirtió en la primera mujer judía -y la segunda en la historia- en pertenecer a la Suprema Corte de los Estados Unidos.

“No creo que las mujeres o los hombres son más o menos capaces de ser directores, pero tenemos un problema con el grado de oportunidades de las mujeres”, agregó. “Necesitamos ser parte de la solución, no perpetuar el problema”, concluyó.

La desigualdad de género, así como está presente en el mercado laboral, también atraviesa otros ámbitos de la vida: lo social, lo cultural y, sobre todo, lo sexual.

Fuente:Mundotkm

Comentarios