Salud & Belleza

Una especialista brindó las claves para recuperar la figura después del embarazo

La modelo Irina Shayk sorprendió al mundo con su foto posando en bikini en la pileta luciendo sus figura estelizada y medidas perfectas a menos de un mes de dar a luz a su hija Lea, fruto de su relación con el actor Bradley Cooper. La imagen despertó el debate sobre la recuperación post parto exprés.

En el primer trimestre de gestación, la modelo rusa desfiló para la pasarela más sexy del mundo, Victoria’s Secret Fashion Week. Las sospechas de su embarazo eran solo rumores, ya que su figura seguía intacta.

Irina Shaky embarazada en el desfile de Victoria´s Secrete (Getty Images)

Irina Shaky embarazada en el desfile de Victoria´s Secrete (Getty Images)

Sin embargo, Shayk no es la única celebrity que presumió de haber recuperado su figura en tiempo récord. Gisele Bündchen, Megan Fox, Behati Prinsloo, Dolores Barreiro o Floppy Tesouro, son sólo algunas de las diosas que parecieron haber renacido como el Ave Fénix en musas esculturales tras la llegada de sus bebés. Para muchas de las mujeres ‘mortales’ planteárselo es mortificarse.

La clave se encuentra en el cuidado durante los 9 meses de gestación. Para Andrea R. Miranda (MN 149.634), médica nutricionista especialista en estética, su figura es su objeto de trabajo y le dedican tiempo y esfuerzo a diarios. “Cuidaron su alimentación y realizaron ejercicio físico durante todo el embarazo, y de esta manera, su recuperación suele ser más rápida”, explicó Miranda.

Es cuestión de ser realistas y sacar el foco en esa exigencia de recobrar la silueta . Puede tomar tantos meses como el embarazo, resaltó la especialista

Alimentación específica

La maternidad parece no haber dejado rastros en la silueta de Floppy Tesouro. “Soy consciente de que tengo buena genética, aunque no es sólo eso”, confesó la mamá de Moore. A su vez comentó que jamás hizo un plan alimenticio restrictivo, sino que implementó una dieta orgánica. “Prioricé la calidad ante la calidad”, detalló.

En esta misma línea, la especialista en nutrición alertó que en esta etapa de la vida “hay que prestar atención a los alimentos que ayuden a prevenir la anemia -ya que la mujer perdió cantidad de sangre-, a cicatrizar las heridas que puede haber ocasionado el parto y también a la producción de leche materna”.

Floppy Tesouro junto a su hija Moore de apenas 3 meses

Floppy Tesouro junto a su hija Moore de apenas 3 meses

En este sentido, es preciso incorporar “unas 500 calorías más de lo habitual”, resaltó Miranda. Carnes rojas, los pescados, las legumbres, los cereales integrales -hidratos de carbono de absorción lenta-, los lácteos descremados, las frutas y las verduras son fuente de hierro. La vitamina C de los cítricos va a contribuir a la mejor absorción.

Actividad física

Aquí entra en juego si hubo parto normal o cesárea. Luego de su segundo hijo, el ángel de Victoria’s Secret, Alessandra Ambrosio, se puso en manos de Leandro Carvalho, el entrenador de muchas modelos. “Como al principio no podía hacer ni abdominales ni sentadillas, hacíamos caminatas con pesos en los tobillos. Luego introdujimos ejercicios cardiovasculares más fuertes y mi método Brazilian Buttlift, una mezcla explosiva que incluye ballet, sentadillas y capoeira”, explicó al medio NY Daily News

Para la especialista es importante retomar el ejercicio físico gradualmente, como por ejemplo una caminata diaria, y luego ir intesificando con natación, yoga, bicicleta fija o pilates.

“No se recomienda antes de la cuarentena ningún tipo de esfuerzo y lo primero que hay que trabajar es el suelo pélvico, previo al trabajo en la zona abdominal”, detalló. A su vez es importante consultar con un obstetra o ginecólogo sobre cuándo es el momento indicado.

La ayuda extra

Todas se someten a “ayuditas” para acelerar la recuperación, y se intensifican las primeras semanas hasta ir moldeando la figura. Pero también la guía de un chef, nutricionista o entrenador personal son factores exteriores que colaboran en el descenso.

Entre los tratamientos estéticos que se puede realizar, siempre con seguimiento profesional, lo que se aconseja es el Programa de Ultracavitación Médica, que incluye hidratación de los tejidos, la cavilación y, posteriormente, drenaje linfático mecánico, elastocompresión, mesoterapia y thermospinning.

Fuente: Infobae