Salud & Belleza

5 pequeños trucos para no comer entre horas

Como ya hemos hablado en otras ocasiones, una buena nutrición que equilibre en cada una de las comidas las cantidades necesarias de macro nutrientes, permitirá mantener tus niveles de glucosa en sangre estables. Se evitan esos picos de bajada/ subida de azúcar que provocan esa necesidad de dulces o snacks entre horas.

Esto se acentúa si además sueles comer fuera de casa, o viajas por trabajo frecuentemente.

Aquí te dejo 5 pequeños trucos para calmar el apetito entre horas. Son estrategias sencillas que te ayudarán a mantener el control y evitar la ansiedad por comer.

No esperes a tener hambre para comer ni sed para beber

Esperar a tener hambre para comer solo conducirá a que te lleves a la boca casi lo primero que pilles con esa necesidad de calmar el hambre. Por ello, lo recomendable es que comas un pequeño tentempié a las tres horas después de la comida principal. Así controlarás mejor el apetito y además mantendrás al metabolismo activo durante más tiempo.

Por otro lado, evitarás esa ansiedad de comer deprisa, es probable que dediques más tiempo a masticar y comer lentamente.

Añade especias, vinagre a tus ensaladas y comidas y canela al café y té

El vinagre ayuda a mantener estable el azúcar en sangre, evitando así como hemos dicho, esas bajadas de azúcar. Recuerda la importancia de mantener estable el nivel de glucosa en sangre.

¿Has probado a añadir especias para dar sabor a tus comidas y ensaladas en lugar de azúcares? Busca opciones que hagan las comidas más sabrosas y apetecibles, especies como la pimienta, el eneldo, perejil, ajo en polvo. Por otro lado, el vinagre ayuda a reducir el índice glucémico bajo, da sabor a muchas de las comidas y tiene pocas calorías. (Ojo, el de Módena suele contener azúcares, opta por el de manzana o de jerez).

Para los dulces, tés o el café prueba a añadir un poquito de canela en vez de azúcar. La canela además de ser un potente afrodisíaco también se ha demostrado que retarda la velocidad en la que el alimento se metaboliza, teniendo la sensación de estar saciado.

Snacks saludables en puntos clave de la cocina

Trata de tener snacks saludables en aquellos lugares a los que sueles acudir a por todo lo contrario. Sustituye las galletas de chocolate por frutos secos o frutas deshidratadas; coloca en la nevera, en la balda de en medio y/o en la puerta, palitos de zanahoria, frutas, botella de agua con rodajas de limón.

De esta manera, cuando instintivamente acudas a por un dulce, tendrás una opción menos calórica y más sana.

Por otro lado, cada vez irás eliminando aquellos productos de alto contenido en azúcar, altamente procesados y/o con grasas saturadas.

El poder del agua

Lo hemos escuchado y leído muchísimas veces, pero seguimos optando por refrescos y zumos con alto contenido de azúcares añadidos como opción entre horas en lugar de agua. Piensa por un momento las calorías vacías de los refrescos, bebidas carbonatadas que provocan además hinchazón, y zumos frente a las cero calorías del agua.

Lleva una botellita pequeña siempre contigo, beberás más agua y te mantendrá saciado e hidratado. Es fácil.

Comer lentamente

Si te gusta comer, dedica el tiempo necesario en degustar los alimentos y masticarlos bien. Parece una tontería, pero te sacias antes y comes lo necesario, no más.

Te aseguro que siguiendo estos sencillos pasos conseguirás mantener una nutrición más sana, perderás peso y te mantendrás saciado durante más tiempo.

Fuente: Correr y Fitness