fbpx

Revista Mariela

Espejito, espejito, ¿cuán linda soy?

Una baja autoestima puede generar problemas de pareja, laborales, interpersonales y familiares y, por lo tanto, provocar ansiedad, depresión y desmotivación.

Tener baja autoestima te impide funcionar como tú quisieras y conseguir los resultados que deseas en tu vida.

Aunque todos podemos tener baja autoestima en ciertos momentos de nuestra vida, cuando esto se convierte en algo constante o, incluso, muy intenso, definitivamente, debemos atenderlo, ya que, de lo contrario, caemos en un círculo vicioso de sentirnos mal y, sin darnos cuenta, vamos creando más problemas en nuestras vidas.

Este test de autoestima está diseñado para ayudarte a identificar el nivel de tu amor propio. Está basado en ciertos pensamientos, emociones y actitudes que suelen estar presentes en las personas que sufren baja autoestima. Este test debe tomarse como un primer sondeo y NO como un diagnóstico.

Si crees tener baja autoestima, es recomendable acudir a donde un terapeuta calificado para obtener un diagnóstico, y realizar un tratamiento adecuado para fortalecer la autoestima.

Recuerda que la autoestima puede fortalecerse, así que, si la tienes un poco baja, simplemente se trata de hacer el trabajo adecuado para levantarla y poder funcionar mejor en muchas áreas de tu vida.

 

  1. Tengo hábitos que me disgustan, pero no logro eliminarlos.

Nunca.

Poco.

A veces.

Mucho.

Siempre.

  1. Me incomoda que los demás sepan cosas de mí.

Nunca.

Poco.

A veces.

Mucho.

Siempre.

 

  1. Las críticas me duelen o me enojan.

Nunca.

Poco.

A veces.

Mucho.

Siempre.

 

  1. Pongo las necesidades de otros por encima de las mías.

Nunca.

Poco.

A veces.

Mucho.

Siempre.

 

  1. Siento celos.

Nunca.

Poco.

A veces.

Mucho.

Siempre.

 

  1. Me comparo con los demás constantemente.

Nunca.

Poco.

A veces.

Mucho.

Siempre.

 

  1. Suelo sentirme triste y preocupada.

Nunca.

Poco.

A veces.

Mucho.

Siempre.

 

  1. Evito situaciones en las que temo sentirme rechazada.

Nunca.

Poco.

A veces.

Mucho.

Siempre.

 

Puntaje:

Nunca = 0.

Poco = 1.

A veces = 2.

Mucho = 3.

Siempre = 4.

 

Resultados:

De 0 a 8 puntos = autoestima alta.

De 9 a 16 puntos = autoestima buena.

De 17 a 24 puntos = autoestima algo baja.

De 25 a 32 puntos = autoestima muy baja.

 

Análisis de cada resultado:

  1. Autoestima alta:

La puntuación de tu prueba indica que eres una persona que sabe enfrentar retos y salir adelante. Estás abierta a las críticas, tomando de ellas lo que te sirve y dejando pasar lo que no, sin que esto te afecte. Probablemente, estás a gusto contigo, y cuando hay algo que no te acomoda, haces algo al respecto.

Con seguridad, te manejas bien en tu entorno social y laboral. Definitivamente estás teniendo la actitud adecuada hacia ti misma. Lo más importante en tu caso es que cultives esta actitud para que sea fuerte y estable en todas las situaciones de la vida.

Aun cuando tu nivel de autoestima es muy bueno, quisiéramos recomendarte que no des por hecho que esta será siempre así de sana, porque la autoestima no es algo que tenemos fijo, sino algo que se genera constantemente y, por lo tanto, cambia. Las condiciones de la vida influyen mucho en ella y es normal que pueda subir o bajar con diferentes circunstancias.

  1. Autoestima buena:

Tu nivel de puntuación habla de un nivel bueno de autoestima. Tienes muchas capacidades frente a los retos y frente a las situaciones sociales de la vida. Has aprendido a manejar una buena actitud frente a ti mismo, lo cual es base para un mayor desarrollo y éxito en tus diferentes actividades.

Sin embargo, existen algunas áreas de tu fuerza emocional que no están en el nivel más desarrollado y, aunque no te causan problema y es normal que las tengas, vale mucho la pena saber qué hacer con ellas y estar preparado para manejarlas de la manera adecuada para, así, evitar que te causen alguna situación problemática que pueda afectar tu buen nivel de autoestima.

Por eso creemos importante recomendarte que te asegures de que tu autoestima la tienes basada en los aspectos profundos de tu personalidad y que no es volátil ni inestable. Esto lo puedes hacer preguntándote qué pasaría si cambiaran algunas de las situaciones que tienes en la vida y perdieras algunas de las circunstancias a tu alrededor que te hacen sentir bien frente a los demás y frente a ti mismo. Sé muy honesta en este sentido para descubrir si tu autoestima se ha construido en los aspectos profundos de tu psicología o en los superficiales y cambiantes (como pudieran ser la belleza física, la inteligencia, la simpatía social o la situación económica).

  1. Autoestima algo baja:

La autoestima determina dos aspectos muy importantes de nuestra vida: primero, la manera en la que vemos la vida, y segundo, la manera en la que actuamos en la vida. Por eso es que resulta muy importante que trabajes en tu autoestima porque, seguramente, muchos de los resultados y de las dificultades que puedes tener se deben al nivel de tu autoestima. Por supuesto basta con trabajar en ella para que tu vida se vuelva mucho más plena y satisfactoria en todos sentidos.

La autoestima no es algo fijo, sea que una persona la tenga alta o baja, su situación puede cambiar y su autoestima también. Por eso es muy importante saber cómo manejarla, porque la vida tiene cambios constantemente y hay que saber cómo hacer para siempre estar generando un buen nivel de confianza personal y, así, tener siempre los mejores resultados de nuestra situación de vida.

En casos como el tuyo es fundamental que conozcas algunas de las cosas que hacen crecer y decrecer la autoestima para que sepas cómo manejarlas. Tu autoestima no tiene por qué ser baja ni mucho menos por qué quedarse en un nivel bajo porque, como decíamos, la autoestima no es algo que tenemos de fijo, sino que se genera constantemente y, por lo tanto, cambia. Los resultados de tu prueba muestran que tú puedes transformar con bastante facilidad tu autoestima y hacerla crecer si te dedicas a trabajarla un poco.

4.- Autoestima muy baja:

Es primordial que sepas que hay dos maneras básicas de desarrollar autoestima, y que una es más conveniente que la otra. No todas las recomendaciones para tener autoestima te funcionarán adecuadamente. Esto es lo que sucede: de las dos formas de aumentar la autoestima, hay una que provoca un nivel muy estable de seguridad personal frente a las diversas problemáticas de la vida. Cuando usamos este método, nuestra autoestima será firme a pesar de los cambios que la vida tiene y que suelen afectar nuestra autoconfianza (como pueden ser los cambios de nuestra imagen corporal -digamos el mismo envejecimiento de la vida, por ejemplo-, los cambios de nuestra situación económica, de la edad, etc.). Por supuesto, esta es la manera más recomendable de desarrollar autoestima.

Lo riesgoso es que no es fácil distinguirla de la segunda manera de desarrollar autoestima, que no es estable y nos hace dependientes de ciertas circunstancias para sentirnos bien con nosotras mismas. Por eso creemos importante recomendarte que te asegures de que tu desarrollo de autoestima se base en los aspectos profundos de tu personalidad y no en circunstancias volátiles e inestables (como pudieran ser la belleza física, la inteligencia, la simpatía social o la situación económica).

Puedes ingresar a www.misuperacionpersonal.com y contestar una versión más extensa del cuestionario.

 

Fuente: Revista Mariela |n° de edición 93