fbpx

Salud & Belleza

Cambios físicos y emocionales durante 9 meses

Una de las etapas más emocionantes y de gran significado para la mujer es el embarazo. Sin embargo, también son nueve meses de cambios a nivel físico y emocional que la madre debe saber sobrellevar para gozar de este tiempo a plenitud.

Carmen Rosa Silva, ginecoobstetra del Centro Médico Docente La Trinidad, explica que los cuidados deben comenzar tres meses antes del embarazo. Una alimentación balanceada es vital para garantizar una gestación exitosa.

“Si la mujer no está acostumbrada a comer de manera saludable, es decir, comidas que contengan frutas y vegetales, debe tomar 5 miligramos de un suplemento de ácido fólico”, afirma la doctora quien resalta que este suplemento ayuda a evitar malformaciones en el bebé.

Si se tiene la disponibilidad de mantener todos los días una buena alimentación donde estén presentes las tres comidas principales y las dos meriendas que pueden ser una fruta, una gelatina, un yogurt, semillas o almendras, no es necesario recetarle medicamentos. De lo contrario, deben tomar suplementos de calcio y vitaminas C y D.

“Las mujeres con un embarazo múltiple o de alto riesgo también deben tomar hierro. Pero lo mejor siempre será que estas calorías y nutrientes provengan de manera natural a través de una buena alimentación y no mediante químicos”, asevera la especialista.

Cada trimestre cuenta

Los medicamentos también juegan un papel importante durante los nueve meses de gestación. La doctora Silva asegura que algunas pastillas pueden provocar alteraciones en el bebé dependiendo del trimestre en el que se encuentre el embarazo.

Por ejemplo, en las primeras ocho semanas hay medicinas que deben evitarse ya que durante ese período pueden provocar malformaciones en el feto. Además, la especialista afirma que antes de las 15 semanas de embarazo un tratamiento inadecuado puede intervenir en la formación del feto.

“Los dos huesos que cierran la mandíbula se sellan durante ese tiempo. Hay medicamentos que evitan que este proceso ocurra”, precisa la experta.

En el mismo orden de ideas, Silva añade que al final del embarazo hay medicamentos que se metabolizan a través del hígado materno y luego pasan a la placenta.

“Cuando el bebé sale del útero y ya no tiene el cordón umbilical que lo ayude a metabolizar, su hígado se puede sobrecargar porque se ve en la necesidad de metabolizar esos medicamentos por sí solo”, subraya la doctora.

La especialista indica que el tema de las medicinas durante el embarazo es muy amplio. Sin embargo, destaca que lo importante es que las mujeres sepan que no se pueden automedicar y deben siempre consultar a su médico.

A cuidarse

No ingerir algunos alimentos. Toda buena alimentación excluye las grasas del régimen alimenticio. Esto aplica también durante el embarazo. La gineco-obstetra Carmen Rosa Silva recomienda no consumir tocineta ni comida a la parrilla. Así mismo, destaca que las mujeres en estado de gestación también deben procurar evitar productos del mar por su alto contenido de mercurio. “El aceite de maíz tampoco porque es de origen transgénico. Los enlatados y la comida congelada tampoco debe comerse”, precisa la experta.

A moverse 

Silva explica que las embarazadas deben hacer 45 minutos de ejercicios tres veces a la semana o 30 minutos diarios. Se puede practicar yoga o pilates.

Kilo y medio al mes

Lo recomendable es que aumenten máximo un kilo y medio al mes. La doctora Silva comenta que de lo contrario, a la columna no le dará tiempo de adaptarse a tanto peso. En ese mismo orden de ideas, Gabriel Federico, especialista en musicoterapia, embarazo y discapacidad, explica en El libro del embarazo Editorial Albatros Saci, que si la embarazada está excedida de peso, existe la probabilidad de que le salgan várices debido a que se incrementa la presión sanguínea en las venas de las piernas. De igual manera, puede generar dolores en la zona lumbar.

Más café, menos oxígeno 

La doctora Silva afirma que estudios confirman que tan sólo media taza de café disminuye la oxigenación fetal durante las 24 horas siguientes y por eso es mejor evitarlo. “Y los que no tienen cafeína tampoco es bueno que las embarazadas lo tomen porque los químicos que usaron para quitarle la cafeína también disminuyen el diámetro sanguíneo”, subraya la especialista.

Cuidado con tintes y cremas

La especialista afirma que durante la gestación las mujeres pueden pintarse el cabello pero con productos que no tengan elementos tóxicos como el amoníaco. “El cuero cabelludo absorbe esos químicos. Lo mismo ocurre con las cremas. Si desean aplicárselas para hidratarse, no deben contener parabeno ni amarillo número 5”, puntualiza la doctora.

 

Fuente: El Universal