fbpx

Revista Mariela

Gripes

Hay más de 200 virus diferentes que ocasionan la gripe y todos ellos dan los mismos síntomas: malestar general, fiebre, congestión nasal y tos. Los niños sufren más resfriados que los adultos, debido a que su sistema inmunológico está todavía inmaduro y por el estrecho contacto físico con otros niños en la escuela o en el centro infantil.

 

Lo cierto es que un niño de edad preescolar tiene de tres a diezcuadros gripales, pero afortunadamente, la mayoría de estos se cura en pocos días y no tiene complicaciones. Sin embargo, algunos de estos cuadros se complican y pueden dar lugar a neumonía u otras enfermedades de cuidado. De ahí la importancia que los papás y cuidadores sepan cómo manejar la gripe en casa y cuáles son esas señales de alerta que les dicen que hay que llevar a su niño a urgencias.

 

Cuidados del niño con gripe en casa:

  • Mejorar la obstrucción nasal utilizando suero fisiológico en cada fosa varias veces al día.
  • Dar más líquidos y bebidas endulzadas para suavizar la tos y la garganta. La miel solo se recomienda en mayores de un año.
  • Dar acetaminofén en gotas o jarabe para manejar el malestar y la fiebre.
  • Tener mucha paciencia y contemplaciones con el bebé enfermo.
  • LOS NIÑOS CON GRIPA SE PUEDEN BAÑAR? SE PUEDEN SERENAR? SE DEBEN ABRIGAR?  SE PUEDEN SACAR DE LA CASA? Ofrecer alimentos en pequeñas cantidades y con mayor frecuencia. No suspender la leche ni mucho menos la leche materna.

No NO No dar ningún otro medicamento ni jarabe autoformulado.

Señales de alerta que indican que es necesario consultar al médico:

  • El bebé está respirando más rápido de lo habitual o le notas dificultad para respirar.
  • Le escuchas silbido o sibilancia en el pecho, o tiene respiración silbante o ruidosa
  • El niño está extremadamente irritable.
  • Esta somnoliento e inactivo.
  • La fiebre persiste más de dos días.
  • Tiene erupción o sarpullido.
  • Orina poco.
  • El cuadro gripal persiste más de diez días.
  • Presenta dolor en el oído o la garganta.
  • Tiene menos de dos meses de edad
  • La tos persiste por más de tres semanas o tiene otras preocupaciones sobre la enfermedad del niño.

La tos puede tardar algunos días en mejorar, pero se debe consultar al pediatra si el niño lleva más de dos semanas con tos y no mejora.

Para disminuir las gripes y el contagio se debe:

  • Evitar contacto con fumadores y con personas con gripe.
  • Lavarse las manos con agua y jabón.
  • Tapar boca y nariz del niño cuando va a cambiar de temperatura, principalmente por las mañanas y por las noches.
  • La nutrición adecuada es una de las principales garantías para que el niño tenga buenas defensas.

Fuente: Revista Mariela | n° de edició 95