fbpx

Tendencias

Carolina Herrera demanda a Oscar de la Renta.

Todo tiene que ver con una cláusula de no competencia, pero en realidad la historia es más complicada de lo que parece.

María Mérida Podríamos decir que dos de las casas más importantes de la moda neoyorquina están inmersas en una «extraña» batalla. ¿El motivo? Hacerse con el talento de una joven diseñadora. Hablamos de Laura Kim –una de las fundadoras de la firma Monse–, quien hace relativamente poco abandonó Carolina Herrera para llevar el timón de la dirección creativa de Oscar de la Renta y que a su vez habría incumplido una cláusula de no competencia especificada en su contrato. La historia es un tanto liosa, pero a medida que se han ido conociendo más datos sobre la misma se ha complicado todavía más.

vogue news

FERNANDO GARCIA Y LAURA KIM.

Según la cláusula que Kim habría incumplido, si en algún momento abandonaba Carolina Herrera, no podía trabajar en ninguna firma de la competencia por un período de seis meses, algo que por supuesto se habría saltado tras firmar su contrato con Oscar de la Renta. La diseñadora ejercía además vicepresidenta de Herrera cuando Francois Kress –CEO de la firma– le ofreció el puesto de directora creativa, tal y como ha publicado Page Six. Kim rechazó el trabajo y de hecho varias publicaciones afirmaron en su día que la propia Carolina Herrera no sabía que le habían ofrecido ese puesto, lo cual implicaría que Laura no tendría todo el control creativo. Por otra parte, unas declaraciones del abogado de Kim en las que ha comentado que la diseñadora y fundadora de la firma estaba abandonado poco a poco su importante papel en la icónica casa no han sido ni confirmadas ni desmentidas por la firma.

Justo después, Laura aceptó el puesto de directora creativa de Oscar de la Renta junto a Fernando Garcia –el otro fundador de Monse–, lo cual supuso su regreso a la firma, ya que trabajó en la misma durante 12 años. Los abogados de Kim afirman que la cláusula de no competencia que la diseñadora se habría saltado era inaplicable puesto que ella no abandonó Carolina Herrera de forma voluntaria sino que la echaron.

Si la demanda llega a buen puerto, Laura Kim tendría que abandonar su cargode directora creativa de Oscar de la Renta hasta abril de 2017.

Fuente: Vogue.