Revista Mariela

Dieta mediterránea para prevenir el Alzheimer.

Conforme la edad aumenta, el cerebro pierde células y se encoje, pudiendo llegar a afectar la capacidad de aprendizaje y la memoria.

 

Al igual que existen productos para intentar mitigar los signos de envejecimiento de la piel, la alimentación también es clave a nivel cerebral. Según un estudio dirigido por la doctora Michelle Luciano, de la Universidad de Edimburgo (Escocia), y publicado en Neurology, los alimentos propios de la dieta mediterránea ayudarían a mantener el volumen del cerebro.

 

Para llevar a cabo esta investigación, se recopiló información acerca de los hábitos alimenticios de 967 escoceses de edad avanzada y sin ningún tipo de demencia. Cuando tenían en torno a 73 años, a 562 de ellos se les sometió a una resonancia magnética para medir el volumen total del cerebro, el de la materia gris y el grosor de la corteza cerebral, y, de estos, 401 regresaron tres años después para hacerse una segunda resonancia magnética.

Al comparar los datos, se constató que en esos tres años las personas que se alimentaban con productos propios de la dieta mediterránea habían tendido a conservar más volumen cerebral que los otros. Sin embargo, “aún se necesitan estudios más amplios para confirmar los resultados”, explica Michelle Luciano.

 

¿Qué incluye la dieta mediterránea? 

  • Predomina el consumo de frutas, vegetales, legumbres, carnes blancas, pescado, marisco, pasta, arroz, frutos secos, aceite de oliva.
  • Excluye carnes rojas, huevos, mantequilla y dulces.

 

¡Comienza hoy con este delicioso plato!

 

Zarzuela de pescado

Ingredientes:

1 taza de cebolla cortada fina

2 cucharadas de aceite de oliva

1 taza de zanahorias cortadas finas

1 taza de vino blanco seco

200 gramos de almejas

400 gramos de vieiras (opcional)

800 gramos de bacalao

Sal

Una pizca de azafrán

 

Preparación

Fríe la cebolla con el aceite hasta que esté transparente. Añade las zanahorias y el tomate y continúa la cocción a fuego lento entre 15 y 20 minutos. Coloca el vino y las almejas, la taza de agua, las vieiras y el bacalao. Muele el azafrán con un poco de sal; agrega a la sopa y hierve lentamente unos 10 minutos hasta que el pescado se lamine fácilmente. Sirve acompañado de pan blanco.

 

Fuente: Revista Mariela