Entretenimiento

Kim Kardashian y Kanye West no dejan de demostrarse su amor

Así es como mantienen viva la llama.

El sábado, después de asistir a la ceremonia de la boda de 2 Chainz y Kesha Ward en Miami, Kim Kardashian y Kanye West fueron a comprar un helado antes de regresar a la recepción. Vestidos de fiesta, los dos llevaron su Mercedes 2018 G550 4×4 SUV rentada color verde neón a un local Häagen-Dazs. Después de estacionarse, Kanye cargó a Kim en sus brazos para sacarla del vehículo, casi como a una novia. Cuando la bajó, tocó juguetonamente el trasero de su esposa.

Kim usó un vestido verde neón tipo bustier a juego con su auto. Mientras que Kanye llevó un blazer Louis Vuitton verde claro con pantalones a juego, sin camisa, y unas sandalias Yeezy con medias.

Kim Kardashian, Kanye West
Kim y Kanye viajaron a Miami la semana pasada con sus hijos. Son los padres de las chicas, North West, de 5 años, y Chicago West, de 7 meses, y de su hijo Saint West, de 2 años.

Kim Kardashian, Kanye West
En su viaje familiar, Kim exhibió un variado número de estilos con colores brillantes, incluyendo una combinación verde neón con peluca del mismo color, a juego con el Lamborghini verde neón que condujo en una noche de fiesta con sus amigos. También usó una tanga rosa neón en la playa.

 

 

 

 

Fuente: E-News!