fbpx

Farandula

Las peores 24 horas de Farruko cuando fue arrestado por contrabando

Poco después de las 5:00 de la tarde del martes 3 de abril, agentes federales irrumpieron en casa de la madre del reggaetonero Farruko, donde estaba el cantante y empresario cuyo nombre de pila es Carlos Reyes Rosado y quien horas antes había aterrizado en Puerto Rico tras pasar unos días en República Dominicana.

Así comenzó su pesadilla que se prolongó hasta poco después de las 5 de la tarde del miércoles 4 de abril, hora de Puerto Rico, cuando Farruko pudo salir en libertad condicionada tras hacer frente a una fianza de 100,000 dólares. 

 
 
 

De la casa de su mamá fue llevado hasta la prisión federal, en el pueblo de Guaynabo, aledaño a la Capital de Puerto Rico, donde pasó la noche.

Hasta el momento, Farruko no ha hablado de la experiencia, que tuvo como momento clave su comparecencia a media tarde del miércoles en un tribunal de la Corte Federal del Distrito de Puerto Rico. Esposado, encadenado desde la cintura hasta los pies y con un uniforme crema de presidiario, el artista tuvo su primera reunión con su abogado defensor, Luis Rafael Rivera, quien lo entrevistó por varias horas sobre el incidente y completó el papeleo necesario para representarlo.

A las 2:10 de la tarde fue llevado junto a los otros reos a la sala del magistrado federal Bruce McGiverin, quien una hora más tarde ocupó su estrado. Entonces, se inició el proceso abierto al público. En la sala estaban su esposa Kairy López y el manejador del artista, Franklin Martínez, a quienes Farruko saludó y les regaló una sonrisa.

El intérprete de ‘Loco enamorado’ lucía compungido. Necesitó servicios de un traductor que le explicaba el proceso judicial en español, a través de unos audífonos.

El magistrado le informó las razones de su arresto y los cargos que se le imputan, por contrabando de dinero e intentar introducir a Puerto Rico más de 10,000 dólares sin declararlos. De ser hallado culpable se podría enfrentar a 5 años de cárcel y a tener que abonar 250,000 de multa.

McGiverin ordenó su arresto domiciliario con grillete electrónico y le impuso una fianza de $100,000, de los cuales $50,000 garantizados con la firma de su manejador y el resto asegurados con una propiedad en Miami, donde reside el cantante.

Fuente: Univision