fbpx

Farandula

Los duques de Sussex abandonaron el Palacio de Kensington

El príncipe Harry y Meghan Markle ya están viviendo en Frogmore Cottage.

El duque y la duquesa de Sussex se mudaron a Frogmore Cottage en Windsor.

La pareja real, que está esperando su primer hijo juntos, se mudó a la propiedad de 10 habitaciones en los terrenos del Castillo de Windsor, donde se casaron en mayo pasado.

Los planes para la mudanza inicialmente estaban para febrero, pero la reforma se retrasó algunas semanas, y solo ahora consiguieron mudarse.

“La pareja ha estado viviendo en Nottingham Cottage en los terrenos del Palacio de Kensington desde que se casaron, pero se cree que querían más privacidad para su nueva familia así como más espacio”, dijo una fuente a ITV.

 Fuente: La Botana