fbpx

Entretenimiento

El matrimonio de Fausto Miño con el amor de su infancia

Fausto Miño se casa con su amor de infancia

 El cantante ecuatoriano Fausto Miño ha encontrado su ruta al amor verdadero, como se titula el taller que dicta en su actual faceta de motivador. Ayer, luego de seis años de relación, el intérprete de Baila mi vida y Algo así se casó con Carmen Borja Salazar, emprendedora y escritora de literatura infantil.

El artista compartió hoy en sus redes sociales, fotos y video de su enlace civil ayer en Quito, en una ceremonia a la que asistieron sus familias y amigos más cercanos.

«@carmenborjasalazar y yo nos comprometimos ayer con una decisión espiritual y sé que vamos a acompañarnos toda esta vida por la aventura de florecer y prosperar juntos», se lee en parte del mensaje que acompaña el post de la foto y video de su boda civil.

Borja cuenta a este Diario que estuvieron muchos meses pensando en su enlace hasta que decidieron realizar una ceremonia muy sencilla. «Fuimos al registro civil y luego festejamos en un restaurante en Quito». añade.

Ella también subió en su cuenta, las imágenes de su compromiso, acompañada de un mensaje. «Ayer decidimos ya no darle más vueltas pensando como sería la manera «más perfecta de casarnos» y solo hicimos lo que el corazón desde hace tiempo nos decía», se lee en parte del post.

Según detalla Borja, ambos se conocían desde la infancia, cuando coincidieron como compañeros en la misma guardería. «Éramos pequeños, él tenía cinco años, yo tenía cuatro y él me invitaba a jugar a su casa. Él decía que yo era su enamorada. Después nos perdimos la pista y nos volvimos a ver 30 años después», relata.

La ahora esposa del artista asegura que se reencontró con Miño a través de su hermano. «Yo lo volví a ver por mi hermano, porque mi hermano comenzó a trabajar con él, cuando mi hermano le preguntó si se acordaba de mí en la infancia, no nos habíamos visto todavía, él le dijo: sí me acuerdo de tu hermana, fue mi primer amor, yo decía que era mi novia, mi enamorada, y cuando nos volvimos a ver fua casi un amor a segunda vista, al reencontrarnos», dice.

Borja también señala que aún no tienen una fecha exacta para su boda espiritual pero que es muy seguro que esta ceremonia se realice en el exterior. Ambos trabajan juntos. Ella se encarga de la producción de los eventos de Miño así como de los contratos del artista. «Viajamos mucho juntos por el Ecuador entonces como que viviríamos en una eterna luna de miel, porque bueno cuando uno ama lo que hace disfruta mucho del trabajo y pues entre viaje y viaje conocemos lugares hermosos del Ecuador, conocemos personas hermosas así que es como permanentemente estar de luna de miel», añade. (I)

Fuente: El Universo