Entretenimiento

Meghan Markle disfruta de un paseo junto a Isabel II

Para quien haya puesto en duda la relación entre Isabel II y Meghan Markle, el viaje que la soberana y su nueva nieta han realizado en las últimas horas ha dejado las cosas claras.

Meghan Markle salió hacia el noroeste de Inglaterra el jueves por la mañana junto a la reina. La nueva duquesa de Sussex, de 36 años, y la soberana británica, de 92, llegaron a Cheshire, a unos 320 kilómetros de Londres, a través del tren real y después de pasar la noche a bordo. El tren es la opción de viaje preferida para la reina y otros miembros de la realeza porque les permite trabajar y relajarse en el camino.

Los nueve vagones de este tren se consideran un “palacio sobre ruedas”. Está en uso desde el Jubileo de Plata de 1977, cuando la reina cumplió 25 años en el trono. Esos carruajes reemplazaron a otros que entraron en servicio por primera vez en 1941. Los vagones proporcionan alojamiento para el personal de la casa real, hay espacio para equipos de comunicación y posee su propio suministro eléctrico.

El espacio privado de la reina se compone de un hall de entrada, una sala de estar, dormitorio y baño completo, además de un vestidor.

Isabel II, en su primer viaje con Meghan Markle.
Isabel II, en su primer viaje con Meghan Markle.GTRESONLINE

Este área personal está decorada en tonos pastel, con un sofá azul claro. Cuando el príncipe Felipe, de 97 años, viajó en él con su esposa antes de retirarse de sus obligaciones públicas, también tenía un cuarto privado grande, que incluía una mesa de 10 asientos para que pudiera celebrar reuniones, según explica el libro de Brian Hoey At Home With the Queen (En casa con la reina) y recoge People.

El viaje de la reina y la duquesa de Sussex llega cuando no se ha cumplido todavía un mes de la boda real de Meghan con el príncipe Enrique, que se celebró el 19 de mayo. Así, ha sorprendido por la velocidad con la que Isabel II se está dejándo ver con la recién llegada en comparación de lo que sucedió con Kate Middleton.

Isabel II y la duquesa visitarán el Mersey Gateway Bridge, donde se reunirán con arquitectos y representantes de la comunidad. También verán una actuación de niños de la escuela local antes de que Isabel II inaugure formalmente el  puente.

Su próxima parada será el Storyhouse en la cercana Chester, donde tienen previsto reunirse con un grupo de un asentamiento sirios, ver una actuación de la compañía de danza Fallen Angels y escuchar un popurrí de canciones de una producción actual de A Little Night Music. Su última cita será un almuerzo en el Ayuntamiento de Chester.

Este viaje se ve como la manera de la reina de ayudar a Meghan darse a conocer como miembro de la familia real británica. Especialistas de la Corona aseguran que la reina conoce los peligros potenciales de no guiar a los nuevos miembros de la familia y por eso está decidida a ayudarla.

Meghan Markle regresó el pasado fin de semana de su luna de miel pata asistir con el príncipe Enrique a la celebración del cumpleaños de la reina.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente: E-News!

Comentarios