Entretenimiento

Entre Meghan Markle y la Reina Isabel II existe una estrecha relación

Este miércoles, el Príncipe Harry y Meghan Markle asistieron a al almuerzo pre-navideño anual organizado por la Reina Isabel II en el Palacio de Buckingham. El Príncipe Harry fue fotografiado llevando a su prometida en auto. Su novia usó un vestido blanco y negro de la firma británica Self Portrait, así como pendientes de diamante de la compañía canadiense Birks. Su futuro esposo escogió un traje formal.

También fotografiaron al Príncipe William manejando a su esposa Kate Middleton a la reunión. Sus hijos el Príncipe George y la Princesa Charlotte viajaron en el asiento de atrás, junto a su niñera.

Ellos no fueron los únicos miembros de la realeza que asistieron al festín. La Duquesa de Cornwall, Camilla, y el Príncipe Charles también asistieron al evento, así como la Princesa Eugenia, la Princesa Beatrice, la Princesa Alexandra y el Príncipe Miguel de Kent. A ellos se les unió Katherine, la Duquesa de Kent y el Príncipe Edward, Duque de Kent.

La reina organiza este almuerzo tradicional antes de partir a su propiedad en Sandringham, donde celebra las navidades.

Seguramente Harry está feliz de pasar las navidades con su novia, pero no es la costumbre. Markle es la primera prometida real en celebrar la Navidad con la familia real. Kate pasó las navidades con William solo después de que se dieron el sí en abril de 2011.

Sin embargo, la familia real nos sorprendió cuando reveló que la estrella de Suits sería la invitada especial en la fiesta navideña del equipo de la reina, la semana pasada. Harry también asistió al evento, celebrado en el Castillo de Windsor.

Además un vocero del Palacio de Kensington confirmó que Markle pasará la Navidad con la familia real en Sandringham.

Ha sido una semana ocupada para la pareja. El martes, Harry fue ascendido a Capitán General de la Armada Real, en sustitución del Príncipe Philip. Markle también fue escogida como Mujer del Año por la revista Hello!

Los dos se casarán el 19 de mayo de 2018 en la Capilla de St. George, en el Castillo de Windsor.

Fuente: E!