fbpx

Farandula

¿Por qué Britney Spears no invitó a su familia a su boda?

La cantante estadounidense vive, por fin, un momento de felicidad plena en su vida tras la boda en secreto con Sam Asghari. Sin embargo, que su vida vaya con normalidad no significa que haya olvidado todo el sufrimiento que pasó durante trece años. El dolor al que fue sometida por su familia en todo lo relacionado a su tutela ha sido motivo más que de sobra para que no fueran invitados a su boda y así lo ha hecho saber, en un mensaje que ha publicado y eliminado con rapidez.

También dio detalles sobre por qué decidió no emborracharse en su propia celebración con el bailarín. Britney Spears tiene a su hermano como el «perro guardián» de su padre, James Spears. Y todo el que apoye a su padre estaría apoyando los maltratos psicológicos que la cantante sufrió por tantos años. Eso, y la cantidad de alcohol que bebían tanto su padre como su hermano Bryan, fueron el punto de partida de su mensaje.

«Madonna se cayó en tres ocasiones, Selena Gomez se cayó otras dos y yo me caí solo una vez… ¡Pero fue culpa de los pétalos de rosa! De hecho, me sorprende no haberme caído cada cinco minutos», comenzó escribiendo Britney Spears. «Y no penséis mal: ¡No tomé ni un sorbo de alcohol! No puedo beber mucho, de verdad», agregó.

«Me hacían test antidrogas tres veces por semana»

En cuanto al alcohol, Britney contó lo que pasó mientras vivía en Las Vegas en una condición que ella misma clasificó en una especie de esclavitud, donde no podía tomar ninguna decisión y solo se dedicaba a dar conciertos. Ni siquiera decisión sobre el propio dinero que generaba o la opción de beber alcohol o consumir drogas, vetada absolutamente por su padre y su hermano.

Britney Spears: «Mi padre se iba a beber todos los días»

«Durante los 13 años que estuve bajo la tutela paterna me hicieron un test antidrogas tres veces a la semana. Y eso que a mí no me gusta el alcohol. Pero eso sí, mientras tanto tenía que escuchar que mi padre se iba a beber todos los días y que mi hermano se comía su ensalada de langosta con un whisky con Coca-Cola cada noche en Las Vegas después de mi show. ¡Y a veces antes! Él nunca me dejó probar ni siquiera un sorbo», declaró.

Mi padre se ha sentido poderoso sobre mí durante toda mi vida porque me hacía sentir que yo no era absolutamente nada. Me vais a disculpar, pero los policías actúan más o menos igual. Como llevan una estrella en la camisa todos los días creen que eso les da la potestad de acosar a la gente«, confesó la cantante, atacando duramente a su padre.

La respuesta de Britney Spears llega después de que saliera a la luz una entrevista de su hermano, quien admitió no haber ido a la boda porque le coincidía con la fecha de graduación de su hija y también se refirió a su hermana como alguien «incapaz de hacer una reserva ni para ir a cenar»

«Britney Spears, a su hermano: «Nunca fuiste invitado a mi boda»

«Ninguno de ustedes quería que terminara», refiriéndose a la tutela, «porque a todos os gustaba decirme lo que tenía que hacer y tratarme como un perro. ¡Te has retratado tú solo, Bryan! Nunca fuiste invitado a mi boda. ¿De veras crees que querría a mi hermano ahí, el mismo que me prohibió tomarme un whisky con Coca-Cola durante cuatro años?», respondió Britney.