Lo más sonado

Adulta se hace pasar por niña de 8 años e intenta asesinar a la familia que la adoptó.

 

La perturbadora historia de Natalia Grace es muy parecida a la trama de la película “La huérfana”.

La siguiente historia tiene todos los tintes de una película de terror: una pareja de esposos adopta a una nena adorable solo para descubrir que en realidad es una sociópata adulta que se hace pasar por niña.

 

Si la historia te suena familiar es porque es exactamente igual a la trama de la escalofriante película de 2009 “La huérfana”, donde una “niña” de aspecto inocente intenta asesinar a su familia cuando descubre que ella en realidad tiene 33 años.

Por muy inverosímil que parezca, esa es la historia que ha presentado una madre de tres hijos como defensa ante las acusaciones de negligencia grave que se le imputan por abandonar a su hija adoptiva.

Kristine Barnett, de 45 años, y su exesposo Michael Barnett, de 43 años, dejaron a Natalia Grace, nacida en Ucrania, en un departamento en Lafayette, Indiana, en 2013, luego se mudaron a Canadá un mes y rompieron contacto con la chica.

Kristine Barriet ha sido acusada de negligencia por abandonar a su hija adoptiva. Ella sostiene que es inocente.

Los cargos penales contra la pareja de ex esposos fueron presentados el 11 de septiembre pasado.

La Policía dice que la niña tuvo que valerse por sí misma durante tres años a pesar de tener una forma rara de enanismo y de sus dificultades para caminar.

Sin embargo, en una entrevista exclusiva con DailyMailTV, Kristine insistió en que hay una falla importante en su caso. Asegura que Natalia no tenía nueve años, como afirman los documentos de la acusación, que en realidad tiene 22 años.

Barnett sostiene que las verdaderas víctimas son ella y su familia, ya que fueron aterrorizados durante años por la misteriosa impostora que amenazó con apuñalarlos mientras dormían, la empujó a ella hacia una cerca eléctrica y le vertió lejía en su café.

“Hacía declaraciones y dibujos diciendo que quería matar a los miembros de la familia, enrollarlos en una manta y ponerlos en el patio trasero”, dijo Barnett a DailyMailTV.

“No podías irte a dormir. Tuvimos que esconder todos los objetos afilados. La vi ponerle productos químicos, lejía, en mi café y le pregunté, ¿qué estás haciendo? Ella dijo: ‘Estoy tratando de envenenarte’”, dijo Barnett durante la entrevista al medio británico.

Foto de la familia Barriet en 2012. La persona en el círculo rojo es Natalia, la “niña” de 22 años. Foto EDH / Fotocaptura CBS News, 60 minutes

“Los medios me están pintando como una abusadora de niños, pero aquí no hay niños. Natalia era una mujer. Ella tenía períodos. Ella tenía dientes de adultos. Nunca creció ni una pulgada, lo que sucedería incluso con un niño con enanismo”, dijo Barnett.

Según Kristine, todos los médicos confirmaron que sufría una enfermedad psicológica grave diagnosticada solo en adultos.

“Estaba saltando de autos en movimiento. Estaba untando sangre en los espejos. Ella estaba haciendo cosas que nunca podrías imaginar que hiciera un niño pequeño”, dice.

Durante la entrevista, Kristine Barnett, se mostró muy sensible, contó que adoptó a Natalia en 2010 cuando supuestamente tenía “seis años” e insistió en que ella la trataba como si fuera su hija biológica. Aseguró que no dudó en aceptar a la nueva integrante de su familia a pesar de saber que tenía un trastorno del crecimiento óseo llamado displasia espondiloepimetafisaria, que causa baja estatura, anomalías esqueléticas y problemas de visión.

Kristine dice que la documentación recopilaba durante el proceso de adopción decía que Natalia había nacido el 4 de septiembre de 2003 en Ucrania, que había permanecido en los Estados Unidos durante dos años y que sus padres adoptivos anteriores la abandonaron repentinamente, por razones no reveladas.

Kristine sostiene que el día que se la dieron en adopción Natalia estaba extremadamente nerviosa y que se le notaba que iba a necesitar mucho apoyo y atención.

“En el estacionamiento notamos inmediatamente que no podía caminar. No había nada en el papeleo que lo indicara”, dijo Barnett.

Pareciera que la supuesta niña de 22 años se inspiró en la protagonista de “La huérfana” para hacer sus presuntas fechorías. Foto EDH / Warner Bros

Según información recavada de Daily Mail, durante los días siguientes, la pareja colmó a Natalia con atención, llevándola a Disney World, donde disfrutaron de helados, golosinas y juegos con sus tres hermanos. Todo parecía normal.

La primera evidencia de que algo raro estaba pasando ocurrió cuando llevaron a Natalia a una playa por primera vez. En esa ocasión ella hizo algo que dejaría a la pareja con la boca abierta.

“Los niños se precipitaron al agua y Natalia quería ir con ellos. Michael y yo estábamos exhaustos, así que le pedimos que esperara unos minutos. De repente se levantó y corrió hacia el océano. Recuerdo a Mike diciendo: ‘¿qué está pasando?’ No podía caminar hace un segundo y ahora simplemente se levantó y corrió”.

La madre asegura que se alarmó más cuando vio a la niña desnuda por primera vez.

“Estaba dándole un baño y noté que tenía el vello púbico completo. Estaba tan conmocionada. Me acababan de decir que tenía seis años y era muy evidente que no lo era”, agregó.

Había más pistas sobre un aparente engaño: Natalia rechazó las muñecas y los juguetes, buscó la compañía de adolescentes y usaba un vocabulario sofisticado, mucho más allá de alguien de su edad.

Barnett dice que pronto comenzó a encontrar ropa ensangrentada en la basura, lo que sugiere que su hija adoptiva estaba teniendo su período y tratando de ocultar la evidencia.

Ella buscó la ayuda de su médico de cabecera, quien ordenó pruebas de densidad ósea para establecer la edad de Natalia.

Cuando los resultados sugirieron que la niña tenía al menos 14 años o más, Barnett dice que le cambió los trajes de princesa y los vestidos rosados por ropa más apropiada.

Pero a medida que las preguntas giraban en torno a su edad y su verdadera identidad, el comportamiento de Natalia comenzó a deteriorarse.

Barnett recuerda haber visto horrorizada en un monitor de bebés cuando la joven atacó a un niño cuando estaba fuera de la habitación.

Michael Barnett ha sido acusado de negligencia junto a su exesposa. Foto EDH / Tribunal Superior de Tippecanoe

La mamá  dice que, para 2011, su hija adoptiva untaba fluidos corporales en las paredes, hacía amenazas de muerte y afirmaba que escucha voces. Por este motivo estuvo en tratamiento en un hospital.

Barnett asegura que cuando Natalia intentó arrastrarla a una cerca eléctrica durante una excursión de cumpleaños de 2012, la chica fue ingresada en una unidad psiquiátrica estatal, porque supuestamente representaba un riesgo para los demás.

Barnett insiste que fue durante ese internamiento que Natalia confesó ser mucho mayor de lo que parecía.

La madre presentó a DailyMailTV unos documentos con los que confirma su versión de los hechos y en los cuales los profesionales de la salud expresan sus graves preocupaciones al respecto y revelan la verdadera edad de la joven.

En junio de 2012, los Barnetts solicitaron con éxito al Tribunal Superior del Condado de Marion en Indianápolis, Indiana, Estados Unidos, que la edad de Natalia fuera “corregida” para que pudiera recibir el tratamiento psiquiátrico apropiado para un adulto.

Kristine dice que Natalia untaba fluidos corporales en las paredes de la casa y en los espejos. Foto EDH / Pixabay

En documentos presentados por Barriet, el juez Gerald S. Zore aceptó que las acusaciones de la pareja eran “verdaderas” y corrigió la fecha de nacimiento de Natalia al 4 de septiembre de 1989, cambiando su edad de ocho a 22 años.

“El estado de Indiana me está acusando de crímenes contra una niña a pesar de que se ha determinado varias veces que Natalia es adulta”, agregó Kristine.

Kristine Barnett se entregó a las autoridades el jueves 19 de septiembre y fue liberada después de pagar una fianza de $ 5,500. Su exesposo, Michael, se presentó a la policía el 18 de septiembre y fue puesto en libertad inmediatamente tras cancelar una fianza de $ 5,000.

Ambos deben comparecer en una audiencia en el Tribunal Superior de Tippecanoe en Lafayette el 24 de septiembre.

 

 

Fuente: El Salvador