fbpx

Farandula

Fueron despedidos tres productores de Ellen DeGeneres, por acoso sexual y laboral

La conductora se disculpó y prometió más cambios en el show que lidera desde 2003. No obstante, un viejo tuit de ella se viralizó y volvió a ser noticia

La popular presentadora Ellen DeGeneres

La popular presentadora Ellen DeGeneres

Tres de los principales productores de Elle DeGeneres fueron despedidos del popular programa de TV, anunció Warner Bros. el lunes, luego de una investigación interna sobre denuncias de acoso laboral, racismo y conducta sexual inapropiada.

Un portavoz de Warner Bros Television confirmó que los tres productores senior ya fueron “separados” del equipo. Las salidas se produjeron tras conocerse los testimonios de varios empleados y antiguos trabajadores que denunciaron que, detrás de escena, soportaron un “ambiente de trabajo tóxico”.

Según informó el sitio especializado Variety, los productores ejecutivos Ed Glavin y Kevin Leman y el coproductor ejecutivo Jonathan Norman no regresarán al programa cuando comiencen las grabaciones. Sin embargo, los veteranos Mary Connelly, Andy Lassner y Derek Westervelt permanecerán en el show.

El diario digital BuzzFeed publicó un reportaje en el que ex empleados del programa televisivo acusaban al equipo de “racismo” y de normalizar una dinámica de “miedo” en el que los trabajadores recibirían represalias al tomar días libres por problemas médicos o familiares, entre otros ejemplos. Culparon a los altos directivos del show por permitir este comportamiento de intimidación.

Ellen DeGeneres junto a Jennifer Aniston en su programa

Ellen DeGeneres junto a Jennifer Aniston en su programa

No era la primera vez que ex empleados se quejaban del trato laboral en el show conducido para DeGeneres, quien a pesar de su carisma y popularidad también ha recibido quejas de algunos de sus invitados por el trato frío y descortés recibido de su parte.

DeGeneres fue duramente criticada y se armó una campaña en las redes sociales pidiendo su reemplazo en el programa. La presentadora recibió declaraciones públicas de apoyo de famosos como Katy Perry, Kevin Hart, Alec Baldwin y Ashton Kutcher.

Tras conocerse la noticia de los despidos, DeGeneres, de 62 años, habló el lunes con el personal de su programa a través de Zoom en lo que la revista Variety dijo fue un “discurso emotivo y de disculpa”. La publicación citó varias fuentes que dijeron que DeGeneres le dijo al personal que ella “no era perfecta” y que fue “desgarrador” leer las acusaciones sobre la atmósfera hostil en el set.

La conductora también se refirió a los dichos de que ella no permitía a sus empleadas mirarla a los ojos: “Es una locura, pero no es cierto, no sé cómo empezó. No representa quién soy”, dijo DeGeneres en diálogo con su equipo.

Medios locales aseguran que la conductora también prometió reunirse en pequeños grupos con el personal una vez que haya pasado la amenaza de la pandemia.

En una entrevista con un programa de radio australiano, una ex empleada anónima se sumaba a otros trabajadores para asegurar que la toxicidad del entorno laboral del show era similar al de la película icónica que protagonizaran Anne Hathaway y Meryl Streep. “Es un poco como ‘El diablo se viste a la moda’. Todo el mundo lucha por llegar a final de año”, aseguró la mujer. “Es como una medalla honorífica tener eso en tu currículum”.

Otros antiguos trabajadores de The Ellen DeGeneres Show también han alzado su voz contra la presentadora, acusándola de no intervenir en este ambiente tóxico y de permitir conductas racistas o sexistas por parte de trabajadores de rango superior –a lo que DeGeneres respondió con una carta dirigida a su personal, en el que les pedía perdón y les prometía aplicar cambios.

infobae-image

En las últimas horas se hizo viral un tuit que Ellen DeGeneres escribió hace más de una década y no la deja bien parada. “Hice llorar a uno de mis empleados como un bebé en el programa de hoy. Honestamente, se sintió bien”, dijo la presentadora. El mensaje que data de 2009 se dio a conocer tras la llamada por Zoom de DeGeneres a sus empleados.

Fuente: Infobae