Salud & Belleza

Peligrosa moda denominada Marquinha arrasa en Brasil

La impulsora de esta moda se encarga de colocar unas tiras adhesivas que simulan a la perfección el bikini más diminuto y que “encanta a los hombres”.

La marquinha es una nueva tendencia proveniente de Brasil, que consiste en usar una cinta adhesiva para simular el uso del bikini o traje de baño mediante un bronceado.

En el país brazuca, es tanto el boom de la marquinha que varios centros de belleza ofrecen estos servicios, costando cerca de 20 dólares una sesión, unos 19 euros.

Por otro lado, el dermatólogo Francisco Chávez, sentenció, en una entrevista realizada a un medio estadounidense, que cualquier tendencia que implique la exposición solar más de lo que soporta la piel es peligrosa. Estas declaraciones hacen referencia a la marquinha, que pone a las brasileñas a tomar el sol durante tres horas al día, sin apenas protección, para marcar la diferencia entre la sombra del bikini y el resto del cuerpo, olvidando las advertencias de los médicos sobre el cáncer de piel.

La impulsora de esta moda es Erika Romero, una emprendedora brasileña de 34 años que ha fundado su negocio, Erika Bronze, en una terraza del barrio de Realengo, en la zona oeste de Río de Janeiro. La joven abre las puertas de la terraza a las 6 de la mañana, pero ya a las 5.30 comienzan a llegar las primeras clientes, dispuestas a conseguir la mejor marquinha.
Facebook

La gran fama de esta terraza en Realengo se debe a que la propia Erika coloca unas tiras adhesivas que simulan a la perfección el bikini más diminuto y que «encanta a los hombres», según explicó en un vídeo publicado en su perfil de Facebook en el que animaba a todas las mujeres a iniciarse en esta peligrosa tendencia.

 

Fuente: Abc