fbpx

Farandula

Adele y su asombroso cambio físico

La cantante afronta una nueva vida después de que el pasado mes de abril decidiese divorciarse de Simon Konecki

No hace mucho que Adele (31 años) lloraba por las esquinas por su fallido matrimonio con Simon Konecki, después de que el pasado mes de abril ambos decidieran poner fin a su historia de amor de la que nació su único hijo, Angelo. Pasada esta fase, la cantante se propuso dejar atrás ese periodo oscuro y centrarse en sí misma.

«Solía llorar pero ahora sudo», escribía junto a la imagen que dejaba atónitos a sus 32 millones de seguidores en Instagram. Se refiere a que ahora la cantante ha cambiado las lágrimas por el deporte, algo que demuestra la imagen en cuestión. Ha optado por acudir a diario al gimnasio para renovarse y sentirse mejor.

De hecho se ha convertido en la verdadera protagonista del cumpleaños del rapero Drake, que se celebró este jueves por la noche en un conocido club de Los Ángeles. Una fiesta a la que acudió hasta la mismísima Rihanna, sin embargo todos hablaban del cambio físico de la cantante. No es la primera vez que la artista sufre un cambio de imagen. Hace unos años se propuso cambiar sus rutinas.

El antes y el después de Adele
El antes y el después de Adele

Puede que haya ayudado en su recuperación sentimental la llegada a su vida del rapero Skepta, con el que ha comenzado una nueva relación. «Adele y Skepta han estado muy cerca uno del otro después de que ambos rompieran sus relaciones. Tienen un vínculo muy cercano, definitivamente hay entre ellos una conexión muy especial», explicaba hace unas semanas una fuente cercana a la pareja.

 

 

Fuente: ABC